Actualidad

Anticuerpos frente a SARS-COV-2 en leche materna tras vacunación

22 Dic 2021 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Noticias

Romero Ramírez DS, Lara Pérez MM, Carretero Pérez M, et al. SARS-CoV-2 Antibodies in Breast Milk After Vaccination. Pediatrics. 2021;148(5):e2021052286. doi: 10.1542/peds.2021-052286

https://publications.aap.org/pediatrics/article/148/5/e2021052286/181337/SARS-CoV-2-Antibodies-in-Breast-Milk-After

La transferencia de inmunidad a través de la leche materna es un aspecto clave en la protección contra infecciones durante la infancia. Estos niños están mejor protegidos frente a diferentes infecciones como gastroenteritis, otitis media, del tracto urinario y respiratorias, y presentan menor riesgo, frecuencia y duración de hospitalización que aquellos alimentados con fórmula adaptada. Ya es conocido el impacto de las infecciones de la madre o el niño en la composición de la leche humana y también se han observado cambios tras la administración de algunas vacunas durante el embarazo o la lactancia.

Al inicio de la pandemia por SARS-COV-2 hubo dudas sobre si era seguro que las madres infectadas amamantaran a sus hijos e incluso algunas autoridades recomendaron no hacerlo; actualmente, no se ha demostrado ninguna transmisión de esta enfermedad a través de la lactancia materna y los beneficios superan a los riesgos. Además, ya hay estudios que demuestran la presencia de anticuerpos frente a SARS-COV-2 en la leche de madres infectadas.

El objetivo del presente estudio fue determinar la presencia de anticuerpos frente a SARS-COV-2 en leche materna tras la vacunación de las madres. Se llevó a cabo un estudio prospectivo entre febrero y abril de 2021. Se recogieron muestras de sangre y leche materna 14 días tras la segunda dosis de la vacuna. Se analizó la presencia de anticuerpos IgG frente a la proteína de la nucleocápside y anticuerpos IgG, IgM e IgA frente a RBD-S1 (spike 1 protein receptor-binding domain). La mayoría de las pacientes recibieron vacuna de ARNm. Todas las participantes presentaron anticuerpos IgG frente a RBD-S1 y 89% IgA. Las concentraciones de anticuerpos fueron mayores en la leche de aquellas madres que llevaban amamantando 24 meses frente a las que llevaban menos tiempo.

Los autores subrayan el hecho de que el impacto encontrado tras la vacunación frente a COVID-19 en las inmunoglobulinas de la leche humana de aquellas lactancias de más de 2 años sugieren la necesidad de fomentar políticas de salud que apoyen la lactancia materna durante más tiempo.

Laura Gómez Recio

Pediatra de AP. CS Virgen de La Concha, Zamora

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia