Actualidad

Bartonelosis atípica, ¿la tenemos en cuenta?

21 Ene 2021 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas

Lemos AP, Domingues R, Gouveia C, et al. Atypical bartonellosis in children: What do we know? J Paediatr Child Health. 2020 Dec 10. doi: 10.1111/jpc.15304. 

La forma más común de bartonelosis en niños es la enfermedad por arañazo de gato, una zoonosis benigna causada típicamente por Bartonella henselae. Los gatos forman el reservorio natural de esta bacteria y pueden infectar a las personas a través de arañazos, mordeduras o pulgas. En un 90% de los casos está presente el antecedente de contacto con gatos y en un 60% el de arañazo o mordedura. Generalmente, la infección sigue un curso benigno, pero en algunos pacientes puede existir alguna implicación sistémica. Aunque las manifestaciones atípicas son más frecuentes en pacientes inmunodeprimidos, también pueden ocurrir en pacientes sanos. Algunas de ellas incluyen afectación cutánea, hepatoesplénica, oftalmológica, neurológica y musculoesquelética. El diagnóstico en estos casos es mucho más complejo y requiere un alto nivel de sospecha. El tratamiento en estos casos en pacientes previamente sanos es controvertido, en algunos casos se resolverán espontáneamente, pero en otros la antibioterapia puede prevenir complicaciones graves y/o acortar la duración de los síntomas.

El objetivo de este estudio fue caracterizar las infecciones por Bartonella que requirieron ingreso hospitalario en población pediátrica y revisar el tratamiento utilizado en el caso de presentaciones atípicas.

Se llevó a cabo un estudio observacional retrospectivo sobre los casos ingresados entre 2010-2019. Se identificaron 16 casos, la mayoría ocurridos en otoño e invierno. Con una mediana de edad de 8+/- 4.5 años. En 14 de ellos hubo contacto con gatos. La presentación clínica más común fue artritis/osteomielitis (9), seguida de afectación hepatoesplénica (2), linfadenitis (2) neurorretinitis (2) y encefalitis (1).

El tratamiento difirió según la presentación: se utilizó azitromicina en linfadenitis, rifampicina + ciprofloxacino en la afectación hepatoesplénica, rifampicina y doxiciclina en neurorretinitis, ceftriaxona en encefalitis y azitromicina, cotrimoxazol o rifampicina + azitromicina, cefuroxima, ciprofloxacino o doxiciclina en osteomielitis/artritis. En ningún paciente se detectó la presencia de inmunodeficiencias.

La falta de recomendaciones sobre el tratamiento más adecuado en los casos de infecciones atípicas convierte el manejo de estos casos en un reto, por lo que se necesitan estudios aleatorizados para definir cuál es el abordaje más adecuado en cada caso.

Laura Gómez Recio
Pediatra de AP. CS Virgen de La Concha. Zamora

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia