Recientes

Comunicado en relación a la necesidad de "visado hospitalario" para algunos medicamentos indicados para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH)

Comunicado en relación a la necesidad de “visado hospitalario” para algunos medicamentos indicados para el tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención/Hiperactividad (TDAH)

Desde los grupos de trabajo del TDAH de diversas sociedades científicas dentro de la Asociación Española de Pediatría (AEP), queremos expresar nuestro malestar y preocupación por el nuevo escenario originado tras el cambio de situación de prescripción de Lis-Dexanfetamina (Elvanse(R)) a nivel hospitalario, así como la inclusión del mismo visado en la próxima comercialización de Guanfacina de liberación prolongada (IntunivR)).

En relación a ello exponemos que:

  • El TDAH es en muchos casos una patología eminentemente ambulatoria cuya atención puede y debería ser gestionada en general por los pediatras de atención primaria (PAP).
  • La atención especializada, psiquiatras infantiles y neuropediatras, debería realizarse:
    •  En casos complejos asociados a otros trastornos del neurodesarrollo (discapacidad intelectual o trastorno del espectro autista), o en niños menores de 6 años.
    • Especialmente los psiquiatras infantiles ante determinadas patologías comórbidas (trastorno oposicionista-desafiante, ansiedad, depresión, trastorno bipolar).
    • Y especialmente los neuropediatras en el caso de TDAH asociados a trastornos de aprendizaje o sintomáticos de múltiples patologías habitualmente controladas por neuropediatras: cromosomopatías y genopatías, neurofibromatosis 1, esclerosis tuberosa, epilepsias, tumores cerebrales, enfermedad de Duchenne…
  • Hasta este momento, el PAP ha sido una figura muy importante en el manejo de dicha patología debido a las características propias de la atención primaria (cercanía, accesibilidad, etc.).
  • Los pediatras, independientemente de su lugar de trabajo (atención primaria o atención hospitalaria), son especialistas en la atención al proceso global de desarrollo de los niños desde el nacimiento hasta el final de su proceso madurativo. La formación de ambos, tiene una base común y las competencias clínicas son compartidas.
  • El papel del PAP en la detección, evaluación, diagnóstico, tratamiento y seguimiento del TDAH es fundamental para un adecuado proceso de atención a los pacientes y a las familias afectadas por este trastorno, además de coordinarse con los Centros de Salud Mental Infanto-Juvenil (CSMIJ) y/o los neuropediatras cuando el caso lo requiera.
  • Hasta la fecha, la atención farmacológica ha sido asumida tanto por parte de la pediatría de atención primaria, por psiquiatría infanto-juvenil de los CSMIJs (no hospitalario), por psiquiatras infantiles hospitalarios y neuropediatras.
  • La incorporación del “Visado hospitalario” limita el uso de estos dos medicamentos a dicho ámbito sin una justificación científica que la avale. A su vez, diferencia la atención prestada por los pediatras a nivel hospitalario respecto a la atención primaria.
  • La situación de necesidad de visado hospitalario supone una discriminación entre profesionales con las mismas competencias, de la misma manera que dificulta el manejo de esta patología en el ámbito idóneo para su atención y coordinación, o sea, la atención primaria.
  • Finalmente, España es en la actualidad el único país donde es necesario este visado para conseguir el medicamento, lo que supone igualmente una discriminación para los pacientes de nuestro país frente al acceso a estos servicios por parte de los pacientes de nuestro entorno.
  • Las consecuencias de esta situación pueden ser muy graves para los pacientes:
    • Dificultad para el mantenimiento del tratamiento farmacológico de los pacientes que ya lo toman con el cual se encuentran bien controlados.
    • Para mantener el tratamiento requieren derivación a atención hospitalaria y esto hará que los profesionales que reciban esa derivación planteen la necesidad de reevaluar la situación clínica de un paciente que nunca han atendido previamente.
    • Debido con frecuencia a las listas de espera para ser vistos en atención hospitalaria (puede ser de varios meses), los pacientes tendrán que volver a tratamientos previos que no eran eficaces, no toleraban bien, y/o les producían efectos secundarios.
    • Saturación de los servicios de atención hospitalaria por la derivación de todos los pacientes en tratamiento con alguno de estos medicamentos.

En base a todos estos puntos y a las consecuencias negativas para los pacientes con TDAH y sus familias que esta situación puede ocasionar y ya está ocasionando, desde nuestras sociedades científicas se solicita el cambio de la situación actual con la retirada de la necesidad de “visado hospitalario” para la prescripción de Lis-dexanfetamina y Guanfacina.

Fdo.:

Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) 

Sociedad Española de Medicina de la Adolescencia (SEMA) 

Sociedad Española de Neurología Pediátrica (SENEP)                                                

Sociedad Española de Pediatría  Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP)

Sociedad  Española de Psiquiatría Infantojuvenil

Últimos Tweets