Actualidad

Elizur A, Appel MY, Nachshon L, Levy MB, et al. Walnut oral immunotherapy for desensitisation of walnut and additional tree nut allergies (Nut CRACKER): a single-centre, prospective cohort study. Lancet Child Adolesc Health.  2019 May;3(5):312-321

https://doi.org/10.1016/S2352-4642(19)30029-X

Estudio de cohortes prospectivo con el objetivo de analizar la eficacia del uso de inmunoterapia oral con nueces para la desensibilización en pacientes con alergias a múltiples frutos secos.

Se lleva a cabo en un servicio de inmunoalergología hospitalario. Se reclutan 73 pacientes mayores de 4 años con alergia simple a nuez o co-alergias con otros frutos secos. Se describen los parámetros de inclusión clínicos y pruebas diagnósticas, así como criterios de exclusión.

Se asignaron pacientes a los grupos de casos o controles según orden de presentación. Se hace una terapia con dosis ascendentes de dosis en 4 días para establecer la dosis máxima tolerada, y se administra diariamente en casa durante 24 días, tras lo cual se hace un ascenso progresivo mensual hasta alcanzar los 4 gr diarios. En los pacientes que alcanzan desensibilización se hace pauta de mantenimiento con 1.2 gr diarios de proteína de nuez durante 6 meses.

La variable a estudio principal fue la desensibilización a la nuez, analizada por intención de tratar. De manera secundaria se analiza la proporción de desensibilizaciones cruzadas alcanzadas.

De los 73 pacientes reclutados, se incluyen 55 en casos y 18 en controles. De los 55 casos, 48 (89%) consiguen desensibilización. Ninguno de los controles lo consigue (OR 9.2 IC 95% 3-19.5). Todos los pacientes co-alérgicos a las nueces de pecan (46) se desensibilizaron. El 60% (18/30) de los alérgicos a la avellana o anacardo y el 93% (14/15) de los pacientes que eran co-alérgicos sólo a la avellana fueron desensibilizados. El 85% (47/55) de los pacientes presentaron reacciones adversas, grado 1-2, durante el incremento de dosis. De éstos, 8 pacientes requirieron adrenalina intramuscular. Durante el período de seguimiento, no hubo recaídas en los 48 pacientes que alcanzaron la desensibilización para avellana y sólo un paciente requirió adrenalina.

Gonzalo de la Fuente Echevarría
Pediatra de AP. CS Ciudad Rodrigo. Salamanca

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia