Recientes

Desensibilización conjunta en frutos secos
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desensibilización conjunta en frutos secos

Elizur A, Appel MY, Nachshon L, Levy MB, et al. Walnut oral immunotherapy for desensitisation of walnut and additional tree nut allergies (Nut CRACKER): a single-centre, prospective cohort study. Lancet Child Adolesc Health.  2019 May;3(5):312-321

https://doi.org/10.1016/S2352-4642(19)30029-X

Estudio de cohortes prospectivo con el objetivo de analizar la eficacia del uso de inmunoterapia oral con nueces para la desensibilización en pacientes con alergias a múltiples frutos secos.

Se lleva a cabo en un servicio de inmunoalergología hospitalario. Se reclutan 73 pacientes mayores de 4 años con alergia simple a nuez o co-alergias con otros frutos secos. Se describen los parámetros de inclusión clínicos y pruebas diagnósticas, así como criterios de exclusión.

Se asignaron pacientes a los grupos de casos o controles según orden de presentación. Se hace una terapia con dosis ascendentes de dosis en 4 días para establecer la dosis máxima tolerada, y se administra diariamente en casa durante 24 días, tras lo cual se hace un ascenso progresivo mensual hasta alcanzar los 4 gr diarios. En los pacientes que alcanzan desensibilización se hace pauta de mantenimiento con 1.2 gr diarios de proteína de nuez durante 6 meses.

La variable a estudio principal fue la desensibilización a la nuez, analizada por intención de tratar. De manera secundaria se analiza la proporción de desensibilizaciones cruzadas alcanzadas.

De los 73 pacientes reclutados, se incluyen 55 en casos y 18 en controles. De los 55 casos, 48 (89%) consiguen desensibilización. Ninguno de los controles lo consigue (OR 9.2 IC 95% 3-19.5). Todos los pacientes co-alérgicos a las nueces de pecan (46) se desensibilizaron. El 60% (18/30) de los alérgicos a la avellana o anacardo y el 93% (14/15) de los pacientes que eran co-alérgicos sólo a la avellana fueron desensibilizados. El 85% (47/55) de los pacientes presentaron reacciones adversas, grado 1-2, durante el incremento de dosis. De éstos, 8 pacientes requirieron adrenalina intramuscular. Durante el período de seguimiento, no hubo recaídas en los 48 pacientes que alcanzaron la desensibilización para avellana y sólo un paciente requirió adrenalina.

Gonzalo de la Fuente Echevarría
Pediatra de AP. CS Ciudad Rodrigo. Salamanca

Últimos Tweets