Actualidad

Diarrea crónica infecciosa. Revisión etiológica y opciones terapéuticas

26 Jul 2021 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas

Lo Vecchio A, Conelli ML and Guarino A. Infections and Chronic Diarrhea in Children. Pediatr Infect Dis J. 2021 Jul 1;40(7):e255-e258. doi: 10.1097/INF.0000000000003182

https://journals.lww.com/pidj/Fulltext/2021/07000/Infections_and_Chronic_Diarrhea_in_Children.19.aspx

La diarrea crónica es la que tiene una duración mayor de 14 días. La etiología varía según la edad, el estado inmunológico, factores socioeconómicos y el entorno clínico donde se sitúe el niño. Aunque las infecciones son la etiología más frecuente, hay que valorar otras causas como la presencia de una enfermedad inflamatoria intestinal, malabsorción o desórdenes funcionales.

La prevalencia de la diarrea infecciosa en la infancia es desconocida y varía con la región geográfica. En países con altos recursos representa una causa importante de atención médica, absentismo laboral, procedimientos invasivos y hospitalización. En éstos la infección por virus y bacterias es mayoritaria con respecto a hongos y parásitos. Rotavirus, norovirus y sapovirus han sido señalados como causa significativa de infección crónica infecciosa en estudios multicéntricos realizados en Estados Unidos. Una causa a tener en cuenta en los lactantes más pequeños es la infección por citomegalovirus con rectorragia de forma frecuente y complicaciones a nivel del tracto gastrointestinal. En niños con procesos crónicos los patógenos a valorar se amplían. Es importante pensar en la infección entérica en niños con clínica aguda y diagnóstico previo de enfermedad inflamatoria intestinal. Un comienzo en edad neonatal, y descartada la enterocolitis necrotizante, puede orientar a defectos congénitos de los enterocitos precisando control especializado.

En países con bajos recursos la diarrea crónica infecciosa es una causa importante de morbimortalidad. En niños malnutridos, el aislamiento de patógenos en las heces debe ser interpretado con precaución. Es frecuente la identificación de varios gérmenes y será importante valorar el/los causantes de la diarrea crónica per se.

Un estado de inmunosupresión favorece la infección por patógenos oportunistas, el daño intestinal persistente y la posibilidad de sepsis aumentando la tasa de complicaciones y el ingreso hospitalario prolongado. La etiología de la diarrea crónica infecciosa en estos pacientes va a depender del tipo de inmunodeficiencia. Los niños que reciben quimioterapia o que sean receptores de trasplante de células hematopoyéticas u órgano sólido tienen elevado riesgo de infección por norovirus y sus complicaciones sistémicas como convulsiones, fallo renal o perforación intestinal.

Es frecuente que episodios autolimitados de diarrea crónica etiquetada como infecciosa muestren cultivos negativos. Pacientes con infecciones entéricas o sistémicas recientes pueden desarrollar una diarrea crónica por otras causas como el síndrome postenteritis, la diarrea asociada a antibióticos o el sobrecrecimiento bacteriano.

El artículo aporta una tabla resumen sobre las características y las opciones terapéuticas disponibles en las diferentes etiologías que merece la pena revisar.

Sheila de Pedro del Valle

Pediatra. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Categorías

Congreso SEPEAP 2021