Recientes

“El desarrollo de la investigación en pediatría de atención primaria es clave para el futuro de la medicina infantil”

Entrevista reproducida en el Diario «El País», suplemento de I+D+I.

DR. VENANCIO MARTÍNEZ, Presidente de la Sociedad Española de pediatría. Extrahospitalaria y Atención Primaria, SEPEAP

congreso de pedriatria.-gijon 23.4.2010 foto de p. citoula

Con más de 30 años de trayectoria, la SEPEAP se constituye en Puerto de la Cruz (Tenerife) en octubre de 1984. Desde entonces, trabaja con el claro objetivo de promover los valores de la pediatría extrahospitalaria y de atención primaria en sus tres misiones fundamentales: asistencial (preventiva, curativa, y rehabilitadora), docente (colaboración en la formación del pregrado, del residente y del postgrado, y educación sanitaria de la población de todos los niveles) e investigadora, favoreciendo la relación con los demás niveles asistenciales, con los servicios sanitarios y potenciando los recursos sociales de la comunidad.
Así reza en sus estatutos.

Tras más de 30 años de trayectoria, ¿Qué balance hace del camino recorrido por la SEPEAP?

Pasados ya 32 años, retrospectivamente la fundación de la SEPEAP sólo puede verse como innovadora y pensada con una idea de trabajo profundamente transformadora. Nadie puede dudar hoy que el Dr. Prandi y el grupo de importantes pediatras que entonces le acompañaron en esta iniciativa, entre ellos nuestro presidente de honor, el Dr. del Pozo, supieron vislumbrar antes que otros los grandes cambios que se acercaban y las necesidades de la pediatría general de aquel momento. Asumieron la renovación de la medicina infantil española y supieron mantener el carácter y la conciencia unitaria. Ellos dieron los primeros pasos  y consolidaron una sociedad profesional que hoy sigue identificando a muchos pediatras. El balance, por tanto, es muy positivo, con un presente bueno y un futuro al que nos podemos enfrentar animosos y confiados. Aunque debe resaltarse que a nosotros se nos ha dado todo hecho: las ideas, los medios y la ilusión. Todo nos fue regalado.

¿Por qué es importante que exista una sociedad de estas características, en torno a la pediatría extrahospitalaria y de atención primaria? 

La clave está en la visión completa del niño y el abordaje íntegro de sus problemas. Lo que no es especialismo ni hospitalismo es para nosotros extrahospitalario
y primario, al margen de la ubicación profesional del pediatra. Esa es la razón de ser y de estar de la SEPEAP.

España es de los pocos países que cuenta con pediatras en los centros de salud ¿Qué justifica esta situación?

En el actual sistema de Atención Primaria, la Pediatría representa un activo de primer valor. Nadie puede defender que los niños estarían mejor atendidos en sus necesidades de salud por médicos no pediatras; y nadie puede negar que nuestra particular forma de trabajar enriquece y potencia el actual modelo de asistencia primaria. Sólo desde una medicina de corto alcance se puede pensar que lo uno es lo mismo que lo otro.

¿El pediatra debe centrarse exclusivamente en su labor asistencial o es importante que se implique, por ejemplo en investigación, en favor de una medicina infantil de calidad en nuestro país? ¿Cuál es el enfoque de la SEPEAP?

El desarrollo de la investigación en pediatría de atención primaria es clave para el futuro de la medicina infantil. El 80% de la investigación se planifica
y desarrolla hoy en el ámbito hospitalario, cuando más del 80% de los actos médicos pediátricos tienen lugar en los centros de salud. Esta realidad señala uno de los apasionantes trayectos que debemos recorrer. Aunque existen dificultades que tendremos que superar. Porque, a pesar de esas indudables posibilidades de trabajo científico, en atención primaria no abundan los recursos ni de tiempo ni técnicos ni humanos. Aún así, el pediatra de asistencia primaria investiga deficientemente, sobre todo, por su propia incapacidad. Por tanto, debe hacer lo posible por capacitarse, por reclamar reconocimiento y perseguir unas condiciones más favorables.

La docencia también es importante para que la pediatría pueda responder a las nuevas necesidades que surgen en el día a día, en el plano asistencial…

Mantener procesos de aprendizaje de forma continuada, subsanar déficits formativos, actualizar conocimientos, facilitar el uso correcto y eficiente del sistema sanitario, disminuir la variabilidad en la práctica clínica. Todo ello es necesario, además de dar unidad y coherencia a los planes de actuación de los profesionales. La formación es un derecho y la docencia es un deber. Es la base y principio de la asistencia de calidad y del cualquier interés investigador.

¿Qué sucede cuando la formación en al ámbito de la salud es mayoritariamente promovida y financiada por casas comerciales? ¿Qué papel tiene la industria farmacéutica en todo esto?

De forma directa (ayudas a los propios pediatras) o indirecta (a través de convenios con las administraciones o de las sociedades científicas), la docencia
y formación en al ámbito de la salud están siendo mayoritariamente promovidas y financiadas por la casas comerciales. Esto ocurre aunque algunas instituciones oficiales y grupos profesionales quieran ocultar o silenciar el origen de sus ingresos para estos fines y la realidad de su relación con estas empresas. Mientras no sea la Administración, a través de sus presupuestos, la que asuma los costes de estas actividades, difícilmente se podrá aceptar una crítica general a esta relación. Esto debe reconocerse así, y cualquier otra cosa es un ejercicio de doble moral con beneficios particulares. El imperativo de rigor y transparencia hacia la comunidad pediátrica y hacia la sociedad debiera sentirse irrenunciable. Igualmente, tendremos que defender y reforzar un plan de trabajo conjunto, del que formen parte tanto el logro de una prescripción farmacoterapéutica de la mayor calidad posible como la realización de estudios que ayuden a mejorar la competencia profesional, trabajos de investigación sobre el uso adecuado de los medicamentos, la difusión y actualización de conocimientos… Por todo ello, la industria farmacéutica es un aliado estratégico de gran importancia para nosotros.

¿Cuáles son actualmente las principales líneas de trabajo de la SEPEAP?

En el momento actual, la principal es la defensa de la pediatría general y de atención primaria, con todo su carácter y valor, como medicina completa de la infancia. Para la SEPEAP, la formación continuada y el fomento de la investigación entre los pediatras extrahospitalarios y los de atención primaria es fundamental. Mejora la capacitación del profesional de la pediatría y repercute directamente en la calidad de asistencia al ciudadano, al niño, que es nuestro futuro. Las obligaciones que los pediatras tenemos que asumir en los próximos años supondrán una carga de trabajo sin otras contraprestaciones que el conocimiento, el compromiso y la eficacia en nuestra función social. A algunos les parecerá poco. A nosotros nos parece suficiente y mucho.

 

Últimos Tweets