Actualidad

El sueño y los niñosLos niños pequeños son cada vez más conscientes de su entorno; por lo tanto, las distracciones pueden perturbarlos a la hora de ir a dormir. Además, su creciente imaginación puede comenzar a interrumpir su sueño. Ahora, más que nunca, lo mejor que pueden hacer los padres para llevar al niño cómodamente a la cama es establecer una rutina simple pero sistemática para la hora de dormir.
Los niños pequeños y el sueño
Usted es quien mejor puede determinar cuántas horas de sueño necesita su hijo. La mayoría de los niños de entre 1 y 2 años necesitan de 10 a 13 horas de sueño por día. De usted depende que duerma todas esas horas por la noche o divididas entre el sueño nocturno y siestas durante el día.
Algunos padres descubren que sus hijos necesitan dormir algo durante el día. Otros descubren que la siesta interfiere con el buen sueño nocturno. Si éste es su caso, es posible que desee combinar dos breves siestas en una o eliminar totalmente las siestas. No hay problema; los niños no necesitan dormir siesta todos los días.
Es posible que deba experimentar varias semanas hasta descubrir la combinación adecuada de sueño y siestas. Simplemente, asegúrese de que su hijo pequeño duerma lo suficiente. Ésta puede ser la diferencia entre un niño con carácter alegre y radiante, y un niño malhumorado y difícil de controlar. Intente adaptarse a las necesidades y la personalidad de su pequeño.
Dónde y cómo debe dormir un niño pequeño
Lo más probable es que su hijo de entre 1 y 2 años aún esté durmiendo en una cuna segura. Recuerde no colocar ningún juguete blando grande ni animales de peluche en la cuna y esté atento a la presencia de elementos con lazos o cuerdas que puedan enredarse alrededor del cuello de su hijo. Además, esté siempre atento a los objetos cercanos que su hijo podría alcanzar al estar parado en la cuna: cortinas, cordeles de persianas o tapices, entre otros elementos.
Si tiene un trepador activo que se sale de la cuna y aparece repentinamente en el comedor, es posible que sea conveniente pasarlo a una cama. Al principio, será difícil lograr que su hijo se quede en la cama, pero al menos sabrá que no se lastimará al salir de la cuna.

Categorías

Congreso SEPEAP 2021