Recientes

Gripe. Tratar o no tratar

Tagarro A, Cruz-Cañete M, Otheo E, Launes C, Couceiro JA, Pérez C y Alfayate. Oseltamivir para el tratamiento de la gripe en niños y adolescentes. An Pediatr (Barc).2019;90(5):317e1-317e8

La gripe afecta cada año al 10-20% de la población de los cuales 20-40% son niños y adolescentes. La carga viral en éstos es más alta que en adultos por lo que van a excretar virus durante más tiempo siendo los principales vectores de transmisión. El diagnóstico suele ser clínico aunque, sobre todo en lactantes, puede ser difícil ya que no hay una sintomatología específica. El curso de la infección es habitualmente benigno. Como manifestaciones graves más frecuentes puede aparecer otitis media aguda, bronquiolitis o neumonía. El tratamiento se basa en medidas de apoyo y confort. El uso de inhibidores de la neuraminidasa es controvertido pero se acepta en determinadas circunstancias. Se ha demostrado eficacia en la disminución de sintomatología en los primeros 2 días de clínica, así como en la prevención postexposición en mayores de un año. El grupo de trabajo de infecciones respiratorias de la Sociedad Española de Infectología Pediátrica emite unas recomendaciones para la práctica clínica analizadas por metodología GRADE (Grading of Recomendation Asssessment, Development and Evaluation) basadas en la mejor bibliografía disponible.
Se definieron las variables de importancia a través de preguntas. Se utilizó la metodología PICO (population-intervention-comparison-outcome) para formular preguntas a partir de estas variables. Las variables planteadas que superaron una puntuación de 6 en una escala del 1 al 9 se consideraron muy importantes y pasaron a ser evaluadas. Se recogieron artículos publicados en los últimos 5 años en Cochrane, Embase y Pubmed enfocados directamente a las variables de interés y se definió la calidad de la evidencia en alta, media, baja y muy baja. Según la opinión del panel de expertos se graduó la recomendación en fuerte/débil, a favor/en contra en relación a que el beneficio superase el riesgo o viceversa. Se redactaron unas recomendaciones finales teniendo en cuenta la calidad de la información, el riesgo de sesgo, el balance riesgo/beneficio y los aspectos económicos. Cuando no existía evidencia o era muy débil se utilizó la opinión de expertos.
Un resumen puede ser el siguiente: no ser recomienda el uso de pruebas diagnósticas en ámbito ambulatorio y urgencias en pacientes inmunocompetentes con cuadro compatible. No se recomienda el uso de antivirales en pacientes sanos y asmáticos en relación a prevenir efectos graves así como el uso de oseltamivir en hospitalizados. Se recomienda tratamiento con oseltamivir en pacientes con gripe y neumonía o enfermedad grave o críticos en las primeras 48 horas del proceso. En pacientes con factores de riesgo se debe tener en cuenta la enfermedad de base para valorar tratamiento precoz. La vacunación y las medidas básicas de evitación siguen siendo la principal barrera de infección.

Sheila de Pedro del Valle
Pediatra. Hospital Nuestra señora de Sonsoles. Ávila

Últimos Tweets