Recientes

¿Hemocultivo positivo o contaminado en pacientes en riesgo de bacteriemia oculta? Factores predictores

¿Hemocultivo positivo o contaminado en pacientes en riesgo de bacteriemia oculta? Factores predictores

Factores predictores de contaminación ante un hemocultivo con crecimiento bacteriano en Urgencias. Hernández-Bou S, Trenchs Sainz de la Maza V, Esquivel Ojeda JN, Gené Giralt A y Luaces Cubells C. An Pediatr (Barc). 2015;82(6):426-432

hemocultivo.Desde la introducción de la vacuna antineumocócica, las tasas de bacteriemia oculta han descendido de forma notable. Así mismo, los nuevos métodos de procesamiento de los hemocultivos permiten un mejor y temprano reconocimiento del crecimiento bacteriano, hecho que en la actividad clínica favorece un tratamiento precoz de las infecciones graves.

En la urgencia, excluyendo a pacientes de riesgo, es frecuente realizar un cribado de bacteriemia oculta a pacientes entre 1 y 36 meses con fiebre sin foco definido manteniendo un buen estado general. En ellos, la primera actitud vendrá definida por los resultados analíticos y el estado conservado que permitirán un alta precoz a la espera del resultado del hemocultivo.

Muchos de estos hemocultivos serán positivos pero de ellos un amplio grupo será caracterizado como contaminado. Para ello, es importante la relación pediatra microbiólogo analizando entre ambos la historia clínica y los datos analíticos del paciente.

Lo que pretende este estudio es caracterizar los factores predictores en los que nos podemos basar para dar como contaminado o realmente positivo un hemocultivo. Entre ellos, los más importantes que se definen son el tiempo de positividad del hemocultivo conociendo que los organismos contaminantes tienen un tiempo de positividad más corto con un VPP del 96,9%, y el valor analítico de la proteína C reactiva con un VPP de 95.1% para un valor inferior o igual a 30mg/L. Este último ha demostrado ser el parámetro analítico más útil dejando atrás el valor leucocitario de otros estudios anteriores probablemente por el cambio de patógenos suscitado por la introducción de nuevas vacunas. Además de estos dos factores, un Gram con altas posibilidades de contaminación parece ser el parámetro individual más útil con un VPP del 97.5%.

En conclusión, la mayoría de hemocultivos positivos en esta población de riesgo de bacteriemia oculta van a ser definidos como contaminados. Para esto, aparte de mantener una relación directa con el Servicio de Microbiología, nos podemos servir de estos 3 factores como un método fiable para evitar actitudes terapéuticas posteriores innecesarias.

Sheila de Pedro del Valle.
FEA Pediatría

Últimos Tweets