Recientes

Hospitalización por varicela. Motivo de ingreso en un hospital de 3º nivel

Hospitalización por varicela. Motivo de ingreso en un hospital de 3º nivel

Hospitalizaciones por varicela en un hospital de tercer nivel. Guzmán Laura KP, Periañez Vasco A, Falcón Neyra MD y Croche Santander B. An Pediatr.2014; 80:399-403

La varicela es una enfermedad exantemática habitualmente con curso autolimitado, pero que en ocasiones no está exenta de complicaciones. De hecho, en nuestro país, de los 170.000 casos anuales, requieren ingreso hospitalario hasta 1.300 niños con una mortalidad de 5-6 casos. Se ha demostrado que la vacuna contra la varicela es un arma valiosa para disminuir estas cifras, sin embargo sigue sin aprobarse la vacunación sistemática.

Para valorar las características de los niños que han requerido ingreso hospitalario tras la primoinfección por varicela-zoster, se realiza un estudio descriptivo y retrospectivo en un hospital de tercer nivel con datos recogidos desde 2005 a 2011. El número de consultas en urgencias fue de 1192 niños, de los cuales 99 (8,5%) precisaron ingreso. La edad media al ingreso fue de 3,7 ± 2,6 años, siendo el 75,3% menores de 5 años. La incidencia anual de ingresos por varicela y varicela complicada fue de 19,4 (IC del 95%, 10-28,8) y 15,3 (IC del 95%, 7-23,6) casos por 100.000 menores de 14 años respectivamente. Se describieron 100 complicaciones en 78 pacientes; la más frecuente la infección de piel y partes blandas (62%). Se constataron 3 casos de sepsis, 3 de bacteriemia y un shock tóxico estreptocócico. De los pacientes con complicaciones, 79.5% correspondía a niños menores de 5 años, y sólo el 21.8% tenía una enfermedad de base (asma y dermatitis atópica lo más frecuente). La estancia hospitalaria media fue de 4,5 ± 4 días. Aunque cuatro niños precisaron ingreso en la UCIP, ningún paciente falleció.

La varicela es causa de una elevada morbilidad con un número importante de complicaciones agudas que requieren ingreso, por lo tanto generan un elevado coste económico y social. La mayor parte de estas complicaciones ocurren en niños sanos inmunocompetentes con una edad menor de 5 años. De esta manera, la vacunación sistemática entre los 10 y los 14 años no soluciona las patologías secundarias a la infección en aquel grupo de edad. 800px-Child_with_chickenpox CC BY-SA 3.0

Si en comunidades que han incluido la vacuna de la varicela antes de los 3 años se ha demostrado una reducción de los casos y de las hospitalizaciones, quizá esto debería bastar para que esta estrategia se consiguiera adoptar a nivel estatal. La vacuna entre los 10 y 14 años previene las formas graves que se puedan dar a partir de esa edad, pero no la mayoría de los ingresos y complicaciones que en números absolutos son más frecuentes en la primera infancia.

Sheila de Pedro del Valle
Médico Interno Residente. Hospital Clínica Salamanca.

Últimos Tweets