Infección por covid-19: diferencias clínicas y radiológicas (TAC torácico) entre niños y adultos

Infección por covid-19: diferencias clínicas y radiológicas (TAC torácico) entre niños y adultos

Xia W, Shao J, Guo Y, Peng X, Li Z, Hu D. Clinical and CT features in pediatric patients with COVID‐19 infection: Different points from adults. Pediatric Pulmonology. 2020;55(5):1169-1174 doi:10.1002/ppul.24718

Este estudio retrospectivo descriptivo procedente de Wuhan, China busca analizar las diferencias clínicas, de laboratorio y de imagen en pacientes pediátricos y adultos con COVID-19. Para ello recopilaron datos de la historia clínica/TAC torácicos de 20 niños hospitalizados por COVID-19 con PCR confirmada (torunda faríngea) para SARS-CoV2 procedentes del Wuhan´s Children’s Hospital en la etapa del 23 de enero-8 febrero que cumplían criterios del Diagnosis and Treatment Protocol for COVID19 (Fifth Revised Edition, fechado 4 de febrero 2020) distribuido por la comisión Nacional de Salud China. Destacar que según este protocolo, todos los casos sospechosos debían ser inmediatamente aislados, tratados y vigilados y si PCR positiva o persistía sospecha, hospitalizados de manera que el criterio de hospitalización fue la sospecha de enfermedad (por síntomas o por contacto cercano con pacientes afectados) y no necesariamente la situación clínica de los pacientes.

De los pacientes, la proporción varón/mujer fue de 13/7, 9 de los casos tenían edad entre 0-12 meses, y 3 de ellos edad > 6 años, siendo la mediana de edad 25 meses. El estudio destaca que la radiografía simple no puede descartar la existencia de lesiones pulmonares especialmente en pacientes asintomáticos y con sintomatología leve, por lo que se decidió realizar TAC torácico a todos.

En cuanto a la clínica el estudio determinó que las manifestaciones clínicas de los niños fueron similares a la de los adultos; coincidiendo en fiebre y tos (60% y 65% de los casos), siendo en general los síntomas en población pediátrica de índole más leve. 2 pacientes presentaban tiraje respiratorio al ingreso y 1 de los casos cianosis. No se especifica cuántos precisaron oxigenoterapia. 7 de los 20 pacientes tenían una enfermedad de base, en 6 de los casos de índole cardiaca; pudiendo esto indicar una mayor susceptibilidad. En general el pronóstico fue bueno, con estancia media hospitalaria de 12.9 días.

En cuanto a laboratorio, a diferencia de los adultos 80% de los casos presentaron elevación de la procalcitonina con o sin infección concomitante. Además, la coinfección bacteriana fue frecuente, hasta en un 40% de casos, lo que hace les hace plantear a los autores si el tratamiento antibiótico de rutina sería recomendable como parte del protocolo de la COVID-19 en niños.

En cuanto a imagen el estudio encontró que los hallazgos del TAC torácico fueron similares a los de adultos, la mayoría más leves. Los hallazgos típicos fueron opacidades en vidrio esmerilado uni/bilaterales (60% de los pacientes) así como consolidaciones con signo del halo circundante (50%) sugiriendo los autores que esto último sea considerado “signo típico” pediátrico. Las lesiones en TAC persistían a pesar de presentar 2 PCRs negativas (con al menos 24h de diferencia de obtención; criterio necesario para el alta hospitalaria). Como protocolo clínico sugerido en niños indican TAC torácico temprano, detección microbiológica del patógeno y adecuado seguimiento clínico posterior.

Como limitaciones al estudio cabe destacar el pequeño tamaño muestral y la hospitalización de pacientes asintomáticos o con sintomatología leve como posible factor de confusión, además de tener en cuenta que el estudio pertenece a la primera etapa de afectación de la COVID-19 en la región donde surgió la epidemia, por lo que el protocolo seguido difiere de las prácticas seguidas más adelante en países como España.

Ana Martínez Pereira
Residente de Pediatría. Hospital Clínico Universitario de Salamanca

Últimos Tweets