Recientes

Intoxicaciones, cómo evitarlas

“Recomendaciones sobre la prevención de intoxicaciones” Mintegi, S; Esparza, MJ; González, JC; Rubio, B; Sánchez, F; Vila, JJ; Yagüe, F; Benítez, MT y Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones No Intencionadas en la Infancia de la Asociación Española de Pediatría. An Pediatr (Barc). 2015:83 (6); 440.e1-440.e5

0002780293OO-849x565 in photl.comLa muerte por intoxicaciones es poco común, disminuyendo drásticamente en las últimas décadas. Sin embargo, la demanda de atención sanitaria por este motivo continúa siendo una causa importante de consumo de recursos sanitarios. Más del 90% de las intoxicaciones no intencionadas ocurren en casa, fundamentalmente por ingestión de medicamentos o productos del hogar en la cocina o en el salón. Es por esto que los pediatras debemos insistir a los padres en ciertas reglas de almacenaje para estas sustancias entre las que el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no Intencionadas en la Infancia incluye las siguientes:

  • En cuanto a los productos del hogar, se debe recomendar no cambiar el envase original del producto y menos por uno sin etiqueta de identificación o que pudiera simular un alimento o bebida o que sea atractivo para los niños por su forma o color. Deben almacenarse en armarios siempre cerrados con llave y mejor fuera del alcance de los niños. Si es posible, se debería instaurar un pestillo de seguridad que caiga automáticamente cuando cerremos la puerta.
  • Nunca debemos hacer referencia a un medicamento como un “dulce” u otro nombre atractivo. Siempre que vayamos a administrar la medicación al niño mirar la etiqueta de dosificación. Evitar tomar la medicación propia delante de ellos e insistir siempre en desechar las medicinas que no sean un tratamiento activo. Lo ideal son los medicamentos con cierre de seguridad.
  • Debemos aconsejarles que todo llavero, tarjeta de felicitación o mandos de control remoto estén guardados, ya que pueden contener pilas pequeñas que pueden resultar corrosivas si se ingieren. El mantenimiento de las estufas de carbón, madera o queroseno es fundamental, haciendo uso si es posible de detectores de humo o monóxido de carbono.
  • Hay que tener a mano el teléfono del Instituto Nacional de Toxicología, y recordar que estas medidas no sólo deben adoptarse en casa, ya que hay lugares, como por ejemplo la casa de los abuelos, donde el niño puede pasar largo tiempo. Si se permanece en un lugar no habitual hay que extremar la atención con los más pequeños. Estas medidas pueden formar parte de una hoja informativa de uso general en nuestras consultas de atención primaria.

Sheila de Pedro del Valle
FEA Pediatría. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

 

Últimos Tweets