Invaginación intestinal como síntoma agudo de infección por SARS-CoV-2
Figura 2: Invaginación intestinal. Imagen de donut que corresponde a las paredes del intestino invaginado.

Invaginación intestinal como síntoma agudo de infección por SARS-CoV-2

Giovanni J, Hrapcak S, Melgar M, Godfred-Cato S. Global Reports of Intussusception in Infants Wit SARS-CoV-2 Infection. Pediatr Infect Dis J. 2021 Jan;40(1):e35-e36

La invaginación es una causa común de obstrucción intestinal en niños menores de un año. Se han propuesto las infecciones virales como etiología frecuente ya que la adenitis mesentérica que producen puede funcionar como vector. El diagnóstico se realiza por ecografía siendo la primera opción terapéutica el enema de aire o de bario y como último recurso la cirugía.

Desde enero a julio de 2020, este texto recoge 5 niños entre 4 y 10 meses con diagnóstico de invaginación y en los que se demostró infección concomitante por SARS-CoV-2. En todos ellos se observaron las deposiciones típicas denominadas en “jalea de grosella”. La reducción con enema sólo fue efectiva en tres de ellos, requiriendo dos de ellos cirugía. Aunque dos niños tuvieron algún síntoma respiratorio 2 semanas antes, al diagnóstico permanecían asintomáticos en esta esfera. En uno de los casos, tras cinco días del ingreso, la evolución mostró una enfermedad complicada por SARS-CoV-2 con fallo multiorgánico y muerte.

Aunque la revisión de casos es limitada, esto nos hace reflexionar sobre la investigación de la existencia de infección por SARS-CoV-2 también en este escenario diagnóstico, especialmente si han referido estar expuestos. Y a su vez, valorar la invaginación intestinal, como diagnóstico en un niño con dolor abdominal e infección por SARS-CoV-2 con o sin síntomas respiratorios.

Sheila de Pedro del Valle
Pediatra. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Últimos Tweets