Actualidad

Kingella kingae y artritis séptica. ¿Hay diferencias clínicas con respecto a otras etiologías?

13 Dic 2018 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Carrusel

Precio especial en las inscripciones al congreso de la SEPEAP

Hernández MB, Suárez MC, Vila A, Zarzoso S et al. Kingella kingae as the Main Cause of Septic Arthritis: Importance of Molecular Diagnosis. Pediatr Infect Dis J. 2018;37(12):1211-1216

Desde la implantación de técnicas de diagnóstico molecular, la detección de Kingella kingae como germen causante de infecciones tales como la artritis séptica ha aumentado de forma considerable. El objeto del presente estudio es, por un lado, analizar los cambios en la etiología de la artritis séptica tras el comienzo del uso de una técnica molecular (16SPCR) en una población de niños españoles, y por otro, determinar las diferencias clínicas, epidemiológicas y de laboratorio entre las artritis causadas por esta bacteria y otras.

Se incluyeron 81 pacientes (61,7% mujeres) en un periodo de 11 años con una media de edad de 17 meses. Las articulaciones más afectadas fueron la cadera (45%) y la rodilla (34%). 4% de las infecciones fueron multifocales y 17,3% tuvieron asociada una osteomielitis.

Se confirmó una etiología bacteriana en 40 de los 81 casos con una aumento de los aislamientos en el periodo posterior a la implementación del diagnóstico molecular (2009), un 31.4% frente a un 63%. Globalmente las bacterias más identificadas fueron S. aureus (37.5%) y K. kingae (35%). Destaca la diferencia significativa de aislamientos de ésta última con respecto al segundo periodo estudiado: 0 en el periodo previo al diagnóstico molecular frente a un 48.3% posterior (p=0.003). El 95% de los aislamientos bacterianos se realizó en líquido sinovial. Destacan las identificaciones realizadas en el segundo periodo (73.7%) en relación al primero 31.2% en el que no se utilizaban técnicas moleculares (p<0.001). De 40 aislamientos, 17 fueron realizados exclusivamente por 16SPCR (12 K. kingae, 1 S. aureus, 3 S. pyogenes y 1 S. pneumoniae).

Los niños con artritis séptica por Kingella kingae tenían una media de edad superior (13 meses) a la de otras etiologías (6 meses). No hubo casos por debajo de los 3 meses. Destaca un ratio de fiebre en éste grupo superior al de otras etiologías (86% vs 57%) pero sin significación estadística. Estuvieron implicadas sólo articulaciones mayores (rodilla 7 casos, cadera 5 casos y codo 2 casos) y en ninguna se detectó osteomielitis concomitante. Hubo menos incidencia de alteraciones analíticas, precisaron un ingreso menos prolongado y por tanto menor necesidad de antibiótico intravenoso, y el total de días de tratamiento fue menor en los pacientes con infección por esta bacteria. No hubo diferencias significativas en el ratio de complicaciones (necesidad de otros tratamientos además del antibiótico) pero hubo menor número de secuelas en el grupo de K. kingae, aunque no de forma significativa.

Es necesario el diseño de un protocolo adecuado para la atención de niños con artritis séptica con un abordaje tanto de ortopedas como de infectólogos pediátricos. La inclusión de técnicas moleculares de diagnóstico etiológico cada vez más rápidas y sensibles ha mejorado de forma considerable el manejo de estos pacientes.

Sheila de Pedro del Valle
FEA de Pediatría. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Descuentos para socios

Otras noticias que te pueden interesar

Congreso SEPEAP 2024 - Valencia