Los pediatras de Atención Primaria aseguran que los niños no son supercontagiadores del COVID-19

Los pediatras de Atención Primaria aseguran que los niños no son supercontagiadores del COVID-19

  • Las evidencias científicas indican que son ocho veces menos los niños asintomáticos que los adultos
  • Los centros escolares no han demostrado ser grandes focos de contagio y deben seguir abiertos ya que son imprescindibles en el desarrollo del menor
  • Los vacunados por gripe registran menos ingresos en UCI y tienen menos mortalidad que los que no lo están. 

La Conferencia extraordinaria del Congreso de la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) ha tenido como centro el COVID-19 y las certezas científicas. Los doctores Federico Martinón Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago, y Luis Sánchez Santos, pediatra del área sanitaria de Santiago de Compostela, han desvelado las certezas científicamente probadas acerca de los niños y el COVID-19 tras analizar las evidencias científicas obtenidas hasta ahora y que demuestran que los niños no son supercontagiadores asintomáticos. “Las pruebas realizadas a menores en hospitales antes de operaciones no relacionadas con COVID han demostrado que los asintomáticos con COVID adultos superaban en 8 veces a los niños asintomáticos” afirmó el Dr. Sánchez Santos. El propio ECDC afirma que los menores no son vectores primarios del COVID-19

El Dr. Federico Martinón afirmó ser optimista ante el ímprobo esfuerzo por los investigadores en el hallazgo de la vacuna “Nunca antes en tan poco tiempo se secuenció el genoma de un virus ni se llegó a 200 candidatos vacunales y 46 ensayos clínicos en humanos”, dijo. Si bien, debemos ser prudentes y humildes ya que el impacto de la enfermedad y la urgencia investigadora nos han llevado a afirmar y publicar estudios científicos que se han demostrado erróneos, como el efecto de la hidroxicloroquina o el plasma de supervivientes para la cura del COVID-19.

Martinón afirma que la necesidad de información, la infoxicación que está sufriendo la sociedad con tanta información sobre la pandemia ha provocado el nacimiento de muchos bulos e informaciones contradictorias tanto sobre el origen, las vacunas, las mascarillas o el 5-G.  Una de los bulos que ha querido desmentir Martinón es que la distancia social sea de 2 metros. “Como indican los estudios recientes la distancia social depende del espacio y de la actividad que realizamos. Puede ser menor con mascarillas en espacios abiertos, por cortos periodos de tiempo y en actividades relajadas que cuando se haga sin mascarillas, en espacios mal ventilados, durante un largo periodo y gritando o haciendo deporte”. Para ello recomienda hacer caso de semáforos publicados con estas informaciones.

Martinón vaticina que la gripe será menor durante este año. “Las evidencias en el cono sur, en países como Australia y Argentina muestran que apenas hubo casos, si bien también hay que aducirlo a la adopción de medidas que evitan tanto la gripe como el COVID-19, como el distanciamiento social, el lavado de manos e incluso periodos de confinamiento”. Con datos obtenidos de Brasil Martinón advierte que los individuos vacunados de la gripe tienen un 8% menos de ingreso en UCI, un 18% menos de necesidad de soporte respiratorio y un 17% menos de mortalidad.

Sánchez Santos y Martinón coincidieron en la necesidad de los niños de seguir en su entorno educativo. “La educación es un derecho y una necesidad para el desarrollo de los menores y los datos que tenemos hasta ahora de la vuelta al colegio no muestran que sean grandes focos de contagio” afirmó Martinón. Sánchez Santos recalcó que no se sabe el efecto que la teleformación y el cierre del curso pasado en marzo tendrá sobre los niños. Tampoco sabemos, pero intuimos que los efectos económicamente negativos de la pandemia acabarán afectando a los menores de una forma u otra.

Más información sobre el XXXIII Congreso en www.congresosepeap.com

Últimos Tweets