Los psicofármacos desplazan al paracetamol como causa más frecuente de intoxicación no intencionada en niños

Ingesta de psicofármacos: causa más frecuente de intoxicaciones pediátricas no intencionadas en España  Zubiaur O, Salazar J, Azkunaga B, Mintegi S  y Grupo de Trabajo de Intoxicaciones de la SEUP. An Pediatr (Barc). 2015;83(4):244-247

Assorted_Pills_3 By ParentingPatch in wikimedia(CC BY-SA 3.0)Las intoxicaciones suponen un 0.3% de las consultas en los servicios de urgencias. El mecanismo más frecuente es el accidental por debajo de los 5-6 años, muy por encima de los errores de dosificación. Las intoxicaciones más comunes son las medicamentosas, siendo causadas hasta en un 20% por el paracetamol en los años 2001-2002. Parece que la introducción de medidas como el tapón de seguridad o el cambio de presentación hacia fórmulas líquidas han conseguido una disminución de los casos asociados a este antitérmico, desplazándolo a un segundo lugar tras los psicofármacos, siendo las benzodiacepinas los fármacos más frecuentes.

En este estudio prospectivo realizado en 57 servicios de Urgencias del Observatorio Toxicológico de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas (SEUP) pone de manifiesto que del 0.3% de las consultas por intoxicación un 71.8% fueron no intencionadas, siendo más frecuentes en varones (55.3%) y en menores de 5 años (91%). Hasta el 55.1% eran secundarias a fármacos, siendo el 24.5% psicofármacos. Los productos de limpieza del hogar aparecen en segundo lugar tras la etiología medicamentosa.

Las intoxicaciones por psicofármacos, al igual que el resto de fármacos, son más frecuentes en el hogar familiar. Aunque individualmente marcaron ciertas diferencias con el resto de medicamentos, ya que se dieron con más frecuencia en el dormitorio de los padres (p= 0.002), los pacientes acudieron más en ambulancia al hospital (p= 0.007) y presentaron mayor número de síntomas (neurológicos p< 0.001) y signos patológicos en la exploración física (p<0.001). Además en este grupo hubo mayor número de ingresos (p<0.001) y se realizaron más pruebas complementarias (p=0.002). El contacto con otros servicios previos a la llegada a Urgencias y la necesidad de tratamiento no fue significativo.

Las intoxicaciones por psicofármacos son más sintomáticas y consumen mayor número de recursos. Si las medidas adoptadas frente a las intoxicaciones por paracetamol parecen resultar cuanto menos efectivas, quizá haya que pensar que con estos fármacos debamos diseñar una estrategia individual para evitar que lleguen al alcance de los más pequeños.

Sheila de Pedro del Valle
FEA Pediatría. Complejo asistencial de Ávila

Últimos Tweets