Nueva vacuna contra el meningococo B

Nueva vacuna contra el meningococo B

Se acaba de comercializar en España la nueva vacuna contra el meningococo B (Trumenba®, Pfizer), ya comercializada en USA desde 2014. Trumenba® es una vacuna bicomponente, que contiene las dos variantes lipidadas recombinantes de la proteína de unión al factor H.

El factor H es una proteína humana que permite la activación del complemento, especialmente de la vía alternativa, fundamental en la respuesta inmunitaria. El complemento es un sistema de proteínas séricas que funcionan en cascada, activándose para facilitar la fagocitosis y la opsonización. El meningococo presenta en la membrana externa una proteína de unión al factor H (fHbp, factor H binding protein). Cuando hay una infección meningocócica, esta proteína bloquea la acción del factor H, lo que comporta que el organismo humano no reconozca a la bacteria como un organismo patógeno, permitiendo su replicación y diseminación.

La estrategia preventiva de una vacuna que contiene la FHbp es precisamente generar anticuerpos que bloqueen la acción de esta proteína de unión, restituyendo la acción del factor H en la activación del complemento. Como es sabido, la investigación de vacunas contra el meningococo B tuvo que desarrollarse en una línea totalmente distinta a la de las vacunas a base de polisacárido capsular contra otros serogrupos (A,C,W,Y), dado que el polisacárido capsular de MEN B presenta en su estructura un ácido polisiálico similar antigénicamente a células de adhesión presentes en membranas celulares fetales del cerebro humano, con lo que había la posibilidad teórica de generar respuestas autoinmunes, además de no generar respuesta inmunitaria adecuada, dado que el organismo consideraría a este antígeno como propio.

El siguiente camino de estudio se focalizó en la membrana externa. Las vacunas a base de vesículas de membrana externa se mostraron eficaces en el control de brotes epidémicos locales, pero presentaban una respuesta inmunitaria muy focalizada a cepas concretas.

El paso definitivo se dió con el estudio de proteínas de membrana externa que pudiesen ser suficientemente inmunógenas y expresadas en suficientes cepas de meningococo B como para ofrecer una protección extensa. La vacunología inversa ha seleccionado un pool de estas proteínas y el resultado han sido dos vacunas recombinantes ya disponibles: 4C MEN B (Bexsero®), con las proteínas fHbp (subfamilia B), NHba, Nad A y Por A, y posteriormente, Trumenba®.

El principal factor diferencial entre ambas vacunas es que Trumenba® está compuesta por las 2 variantes lipidadas de la fHbp: subfamilia A y subfamilia B. El 99% de MEN B tienen genes que codifican fHbp. El 96% de MEN B en Europa expresan en su membrana externa (debajo de la cápsula) alguna de las dos familias de fHbp, y un 91% de aislados de cepas invasoras de MEN B las expresan suficientemente como para ser susceptibles a la actividad bactericida de los anticuerpos inducidos por la vacuna. Raramente, se describen cepas de MEN B invasivas que no contienen genes codificantes de fHbp o tienen mutaciones que comportan que la fHbp no se exprese suficientemente para ser funcional. No conocemos si una vacunación extensa con fHbp puede seleccionar la emergencia de más cepas carentes de la misma.

Al ser una enfermedad de muy baja incidencia, es imposible hacer ensayos clínicos de eficacia, por lo que la misma se infiere a partir de correlatos de inmunogenicidad.

Se han estudiado dos pautas posológicas:

-pauta de 2 dosis: 0-6 meses.
-pauta de 3 dosis: 0, 1-2, 6.

La respuesta inmunitaria es levemente superior en los sujetos inmunizados con 3 dosis. En términos de coste-eficacia, los ACIP de la CDC recomiendan la pauta de 2 dosis en sujetos sin factores de riesgo, y la de 3 dosis en pacientes con factores de riesgo:

-asplenia, anatómica o funcional
-déficits del complemento
-profesionales de riesgo: exposición de laboratorio a meningococo
-tratamientos con eculizumab (anticuerpo monoclonal usado en el tratamiento de la hemoglobinuria paroxística nocturna y el síndrome hemolítico urémico atípico).
-antecedentes de enfermedad meningocócica invasiva.

Debemos recordar que esta vacuna está indicada únicamente en mayores de 10 años. Los ensayos clínicos en menores mostraron un perfil de reactogenicidad alto, probablemente debido al componente lipídico de la proteína antigénica.

La vacuna es compatible con otras vacunas administradas habitualmente en la adolescencia (VPH, Tdpa, tetravalente conjugada antimeningocócica). No debe intercambiarse con la otra vacuna MEN B (Bexsero®).
La vacuna tiene un perfil de reactogenicidad general y local semejante a la vacuna 4C MEN B. En general, las vacunas proteicas antimeningocócicas son algo más reactógenas que las otras vacunas de administración rutinaria.

Al ser vacunas adyuvadas con aluminio, deben administrarse por via IM profunda en deltoides.

Otras consideraciones
Hasta el presente no tenemos evidencia de que las vacunas proteicas contra el MEN B generen impacto significativo en la portación nasofaríngea, y por lo tanto, pese a que hasta un 24% de adolescentes pueden ser portadores asintomáticos, y en consecuencia también pueden desarrollar enfermedad invasiva, la recomendación de vacunación a partir de los 10 años debe hacerse en base a una protección individual, pero no como estrategia preventiva comunitaria.

La protección ofrecida por las vacunas antimeningocócicas es de duración limitada. Se considera la necesidad futura de establecer dosis de refuerzo.

Trumenba® ya está disponible en farmacia comunitaria, al mismo PVP que la vacuna 4C MEN B (106,1 euros).
El Grupo de trabajo de vacunas de la SEPEAP (VACAP), es un grupo dedicado a la educación y promoción del conocimiento de las vacunas entre los socios de la SEPEAP y la población en general. El VACAP recomienda el seguimiento del calendario de vacunas del CAV de la AEP, marco referencial en la administración de vacunas para todos los pediatras y enfermeras pediátricas en España.

Últimos Tweets