Actualidad

Koletzko B, Hirsch NL, Jewell JM, Dos Santos Q, Breda J, Fewtrell M, Weber MW. National Recommendations for Infant and Young Child Feeding in the World Health Organization European Region J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2020;71(5):672-678  

El período de alimentación complementaria requiere una atención particular debido al rápido crecimiento y una alta susceptibilidad a las deficiencias y excesos de nutrientes. Las recomendaciones internacionales aconsejan la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses como objetivo ideal. Para los lactantes en Europa, tanto la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (ESPGHAN) como la EFSA sugieren que la alimentación complementaria no debería introducirse antes de los 4 meses de edad y no más tarde de los 7 meses.

Cumulative percentage of recommended introduction to complementary feeding by age. ∗Data reported by 43 countries. N (earliest age) = 38 countries. N (ideal age) = 34 countries. N (latest age) = 29 countries.

La Oficina Regional de la OMS para Europa y la ESPGHAN realizaron una encuesta sobre las recomendaciones nacionales sobre nutrición de lactantes y niños pequeños dirigida a los departamentos de salud del gobierno nacional y a expertos en pediatría nacionales. Se analizaron distintos aspectos como la existencia de recomendaciones nacionales, información sobre las autoridades responsables de las recomendación, información sobre la promoción y el apoyo de la lactancia materna, edad de introducción de la alimentación complementaria, recomendaciones sobre líquidos distintos del agua, primeros grupos de alimentos que se introducen, edad de introducción de la carne y alimentos ricos en hierro entre otros datos.

Se dispuso información de 48 de los 53 Estados miembros. En 45 de ellos (94%) existen recomendaciones nacionales, de las cuales 41 cuentan con el respaldo de las autoridades oficiales de salud pública. Alrededor del 93% de los países recomiendan la promoción y el apoyo de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. La introducción de la alimentación complementaria se recomienda a los 6 meses en 25 de los 34 países (74%); a los 4 meses en 6 países (18%); y a los 5 meses en 3 países (9%). La introducción de alimentos ricos en hierro se aconseja a la edad de 6 meses en 30 de 43 países, mientras que en 13 países (30%) es posterior. Los primeros alimentos a introducir incluyen verduras, cereales y frutas; seguido de los alimentos ricos en hierro, el arroz y los productos lácteos y, por último, el pan y la pasta.

Las recomendaciones nacionales de alimentación infantil varían ampliamente entre los países estudiados y difieren en parte de las recomendaciones internacionales. La introducción demasiado temprana de la alimentación complementaria puede reducir la duración de la lactancia materna exclusiva. La introducción demasiado tardía de alimentos complementarios ricos en hierro podría aumentar el riesgo de anemia y afectar negativamente el desarrollo infantil. Se debe reducir la considerable heterogeneidad entre las recomendaciones existentes y se deben realizar actualizaciones periódicas de las guías basadas en la evidencia actual.

Ángel Martín Ruano
Pediatra de EAP. CS Miguel Armijo. Salamanca
Profesor Asociado. Facultad Medicina. Universidad de Salamanca

Banner Perlas para Residentes