Actualidad

Rodrigues J, Gouveia C, Santos MA, et al. Comparison of nasopharyngeal samples for SARS‐CoV‐2 detection in a paediatric cohort. J Paediatr Child Health. 2021;57(2)  https://doi.org/10.1111/jpc.15405

Un adecuado diagnóstico de enfermedad por COVID-19 requiere pruebas rápidas y precisas, por lo que elegir la más apropiada en cada caso resulta de vital importancia. Actualmente, el hisopado nasofaríngeo es la muestra recomendada para la detección de SARS-COV-2. Sin embargo, algunos estudios sugieren que el aspirado nasofaríngeo se considera superior a otros tipos de muestras para la detección de virus respiratorios. Otras muestras como el esputo o la saliva pueden resultar más difíciles de obtener en la edad pediátrica.

El objetivo de este estudio fue comparar la sensibilidad en la detección de SARS-COV-2 entre el hisopado nasofaríngeo y el aspirado nasofaríngeo, ambas muestras tomadas simultáneamente. Se llevó a cabo en un hospital de tercer nivel de Lisboa entre el 7 de marzo y el 7 de mayo de 2020.

Se recogieron un total de 438 muestras de 85 pacientes con infección confirmada (una media de 3 parejas de muestras por pacientes, recogidas con un intervalo de al menos 48h entre ellas). La mediana de edad fue de 8.7 años (50.6% varones). La mediana de tiempo al diagnóstico desde el inicio de los síntomas fue de 2 días. Un 17.6% de los pacientes presentó coinfección con otros patógenos respiratorios, siendo el más frecuente el rinovirus. Hubo un 47.7% de pruebas positivas, 32% fueron positivas en hisopado nasofaríngeo y 63.5% en aspirado nasofaríngeo. En 148 casos hubo concordancia entre las dos muestras. En aquellos en los que el aspirado fue positivo la mitad tuvo un hisopado negativo, mientras que en los que el aspirado fue negativo solo un 1.3% tuvo un hisopado positivo. El aspirado nasofaríngeo mostró una sensibilidad de un 98.6% frente al 49.6% del hisopado con diferencias estadísticamente significativas. En esta muestra si sólo se hubiese usado la muestra nasofaríngea con hisopo se habrían perdido casi un 13% de los pacientes infectados.

Los autores concluyen que, a la luz de los resultados obtenidos, la muestra por aspirado nasofaríngeo se debe tener en cuenta en niños, sobre todo en casos concretos como aquellos ingresados con clínica compatible o contacto con caso confirmado, pero con pruebas negativas por hisopado, particularmente en momentos de transmisión comunitaria alta.

Laura Gómez Recio
Pediatra de AP. CS Virgen de La Concha, Zamora

Categorías

Congreso SEPEAP 2021