Actualidad

Screening de trastornos del espectro autista (TEA): mayor riesgo en prematuros de 32-36 semanas (LMPT)

6 Mar 2015 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Carrusel

Infants Born Late/Moderately Preterm Are at Increased Risk for a Positive Autism Screen at 2 Years of Age. Guy ASeaton SEBoyle EMDraper ESField DJManktelow BNMarlow NSmith LKJohnson S.J Pediatr. 2015:166(2):269-275

Autism by hepingting in Flikr CC BY-SA 2.0El nacimiento prematuro por debajo de 37 semanas y el bajo peso al nacer son conocidos factores de riesgo para TEA. Los más estudiados eran los menores de 28 semanas y bajo peso al nacer. Para el grupo de prematuros más numeroso (32-36 semanas) los estudios han sido recientes y contradictorios. El instrumento más usado para el despistaje es el M-CHAT (hay una versión validada para población española).
Se trata de un estudio poblacional prospectivo de dos cohortes de recién nacidos. Un grupo pretérmino nacido entre 32-36 semanas y otro grupo control a término. Se les ofreció cumplimentar a los padres el M-CHAT para la detección de trastornos del espectro autista (TEA) a los dos años de edad corregida. Aquellos que fallaban (M-CHAT positivo) se les sometió a una entrevista telefónica para aclarar las preguntas falladas, y posteriormente se reevaluó el cuestionario diferenciando los verdaderos y falsos positivos. Se evaluaron alteraciones sensoriales, cognitivas y conductuales a través de los padres. El cuestionario fue completado por el 57 % LMPT y 62 % de los RNAT. Los niños prematuros (32-36 semanas) tenían un riesgo significativamente mayor de dar positivo en el cuestionario frente a los controles (14.5 % frente 9.2 %, riesgo relativo (RR) 1.58, IC 95 %: 1.18-2,11). Cuando se reevaluaron los resultados después de la entrevista siguió existiendo una diferencia significativa, los verdaderos positivos fueron 2,4 % para LMPT frente a 0.5 % para los RNAT (RR 4.52, 1.51-13.56). Esta diferencia significativa se mantuvo una vez excluidos los lactantes con alteraciones neurosensoriales (2 % vs 0,5 %, RR 3.67, 1.19-11.3)
Los niños prematuros tardíos (32-36 semanas) tienen un riesgo aumentado de tener un MCHAT positivo, y por tanto de padecer TEA. Una entrevista es esencial para detectar los falsos positivos (MCHAT alterado y no TEA). En este caso están en riesgo de tener problemas de retraso psicomotor, cognitivos, de aprendizaje y conductuales.

Ángel Martín Ruano
Pediatra de EAP. CS San Bernardo Oeste. Salamanca
Profesor Asociado. Facultad Medicina. Universidad de Salamanca

Categorías

Congreso SEPEAP 2021