Recientes

Segundo número de Pediatría Integral dedicado a la dermatología

El cuarto número de la revista Pediatría Integral acaba de salir en la página web y estará llegando a los domicilios de los socios de la SEPEAP. Este número está dedicado a la dermatología y es el segundo consecutivo que se dedica a esta materia.

PI_2016_4_540x720En el editorial de la revista, el Dr. A. Soriano-Arandes de la Unidad de Enfermedades infecciosas pediátricas e inmunodeficiencias, Unidad de Salud internacional Drassanes-Vall d’Hebron, Hospital Universitario Vall d’Hebrón, de Barcelona, habla sobre el Virus Zika, responsable de la última alarma a nivel mundial lanzada por la OMS. Cada año, y con más frecuencia, surgen nuevos virus emergentes o re-emergentes que pueden representar importantes retos para la Salud Pública de los países afectados. Como sucede cuando una epidemia de estas características traspasa fronteras, léase la epidemia del virus Ébola, los países que la sufren se ven superados inicialmente por la magnitud de la carga de infección en una población totalmente susceptible, y se requiere un esfuerzo y colaboración enorme para controlar y, finalmente aplicar, medidas de prevención y diagnóstico eficaces.

Temas de dermatología

En los temas de dermatología se trata la Dermatitis atópica y otras erupciones eczematosas. El eczema es un concepto clínico-patológico que comprende una serie de enfermedades dermatológicas que comparten una serie de manifestaciones clínicas en forma de pápulas y placas con eritema, edema, vesiculación, descamación, hiperqueratosis, fisuración, excoriación y liquenificación, con un patrón histológico donde predomina la espongiosis en la epidermis. Clásicamente, estas enfermedades se clasifican, en función de su origen, en exógenas y endógenas. Los últimos descubrimientos apuntan a una importante implicación, la de función barrera de la piel y las proteínas que la componen, en concreto la filagrina, en el desarrollo, tanto de la dermatitis atópica (DA) como principal representante de los eczemas endógenos, como de la dermatitis alérgica de contacto (DAC), como principal representante de los exógenos. Hasta un 20% de la población infantil se ha visto afecta por DA, y un correcto diagnóstico y manejo de la misma es fundamental para el pronóstico y la calidad de vida de los niños afectados por la enfermedad.

También se aborda el Acné, una enfermedad inflamatoria crónica de la unidad pilosebácea, de etiología multifactorial, en el que juega un papel importante la estimulación de la glándula sebácea por Propionibacterium acnes. Otros factores como la genética y la dieta, tienen una influencia difícil de valorar. Aunque el acné aparece normalmente en la adolescencia, no es raro verlo en niños antes de la pubertad y puede persistir hasta la vida adulta, provocando una alteración importante en la calidad de vida y en la autoestima. Aunque no existe un tratamiento definitivo, en la edad pediátrica y en la adolescencia, el tratamiento del acné no difiere del indicado en el adulto, pero en general, se usan fundamentalmente los tratamientos tópicos, como: peróxido de benzoilo, retinoides y antibióticos. El uso de antibióticos orales, anovulatorios e isotretinoína oral suele limitarse a acnés moderados y severos.

El tercer tema que se aborda es el de la Psoriasis en la infancia y la adolescencia. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria cutánea de curso crónico, que afecta a un 2-3% de la población general. En su patogenia, se implican factores inmunológicos y ambientales, que interaccionan de forma compleja en individuos genéticamente predispuestos. El tratamiento dependerá del tipo, extensión y localización, además de otros factores, como la seguridad o la accesibilidad a las terapias. Los tratamientos tópicos son los empleados de inicio y, a menudo, son suficientes para controlar la enfermedad. En casos de no respuesta, extensos o graves, se indican tratamientos sistémicos. Los nuevos tratamientos biológicos son también empleados en el manejo de psoriasis refractaria en la infancia.

En el cuarto tema se tratan las alteraciones de cabello y uñas en los niños, un motivo frecuente de consulta. Unas son idénticas a las de los adultos, pero otras son más frecuentes en niños, bien como situaciones fisiológicas o bien como patologías exclusivas en esta etapa de la vida. En ocasiones, implican un mero impacto estético. Otras, son anomalías aisladas. Sin embargo, determinados hallazgos ungueales o capilares pueden ser claves diagnósticas para enfermedades asociadas, algunas discapacitantes y que pueden tener importancia pronóstica en la vida adulta. Por esto, es fundamental un adecuado reconocimiento y manejo por parte del pediatra. El espectro de patología capilar y ungueal es muy amplio, por lo que en este artículo nos limitaremos a revisar las alteraciones fisiológicas y enfermedades congénitas o adquiridas del aparato ungueal y del cabello, que se pueden observar con más frecuencia en el ámbito de la Atención Primaria pediátrica, haciendo especial mención, por cuestiones de espacio y por su interés, a su reconocimiento clínico.

El último tema que se aborda son los Trastornos de la pigmentación: lentigos, nevus y melanoma, y fotoprotección. Los nevus melanocíticos son las neoplasias más comunes en el ser humano y cada vez son más frecuentes las consultas relacionadas con su benignidad o malignidad, así como sobre la necesidad o no de su extirpación. De forma general, atendiendo al momento de aparición, los nevus melanocíticos se dividen en nevus melanocíticos adquiridos (NMA) y nevus melanocíticos congénitos (NMC). Los NMA habitualmente comienzan a aparecer después de la primera infancia (a partir de los 2 años). Posteriormente, aumentan en tamaño y número durante el resto de la infancia y la adolescencia, con un pico máximo en la tercera-cuarta década de la vida. Los NMC son aquellos presentes en el momento del nacimiento o que aparecen antes de los dos años de vida. La incidencia del melanoma, el tipo de cáncer cutáneo de mayor mortalidad, continúa aumentando, aunque en la infancia sigue siendo raro. Los melanomas en menores de 20 años constituyen solo 1-3% de todos los melanomas, y en la etapa prepuberal el 0,3-0,4% del total. Se ha demostrado que la fotoprotección adecuada, sobre todo durante la infancia, y la auto-observación, son las principales medidas para luchar contra el melanoma.

Regreso a las bases

En regreso a las bases se recuerdan los principios de la terapéutica médica dermatológica. Aunque actualmente para el tratamiento de las enfermedades dermatológicas, existen numerosas opciones terapéuticas, preparaciones prefijadas disponibles en el mercado tanto tópicas como sistémicas. Es importante que el médico antes de escoger, tenga claro algunos principios fundamentales, para poder realizar el tratamiento tópico de una manera eficaz, eficiente y sin efectos secundarios.
En el tratamiento de las lesiones cutáneas existen múltiples posibilidades: Terapias tópicas, terapias sistémicas, tanto orales como inyectables, tratamiento quirúrgico, y terapias físicas, como los rayos UV, láser, etc.

El rincón del residente

En 10 cosas que deberías saber sobre… se trata en este número de los animales de compañía. También se podrá aprender terminología médica en inglés con The Corner. Repasa la atención a un paciente con un traumatismo en la cabeza en el servicio de urgencias.

En nuestra habitual sección de la Representación del niño en la pintura española, se aborda la obra de Ignacio Pinazo: maestro del dibujo y del colorido. Formó, junto con Francisco Domingo Marqués y Joaquín Sorolla, la gran trilogía de pintores valencianos de finales del siglo XIX y principios del XX.

En la Crítica de libros, el Dr. Carlos Marina analiza el Informe sobre los mercados de drogas en la Unión Europea 2016: análisis en profundidad, de manifiesto interés para el Pediatra, como máximo responsable de la salud de niños y adolescentes.
.

Últimos Tweets