Recientes

Una infección no siempre es el diagnóstico de exclusión de la enfermedad de Kawasaki

Una infección no siempre es el diagnóstico de exclusión de la enfermedad de Kawasaki

Fernández-Cooke E, Barrios Tascón A, Antón-López J, Grasa Lozano CD, Sánchez-Manubens J y Calvo C. Infecciones previas o coincidentes con la sospecha de enfermedad de Kawasaki ¿debemos cambiar nuestra actitud? An Pediatr (Barc). 2019;90(4):213-218

La enfermedad de Kawasaki es en la actualidad la causa más común de enfermedad cardiaca adquirida en niños. Existe la hipótesis de que está causada por un agente infeccioso aún por identificar, que produce sólo enfermedad en individuos predispuestos genéticamente. Una infección previa o simultánea se ha considerado clásicamente como un diagnóstico alternativo que descarta Kawasaki pero hoy en día está en discusión. Se cree que ambos diagnósticos pueden sucederse o ser concomitantes en un mismo paciente. El objetivo del trabajo ha sido estudiar infecciones previas o simultáneas en niños con enfermedad de Kawasaki y la relación con alteraciones coronarias.
Se definió infección previa reciente como la infección diagnosticada en las 4 semanas previas sin necesidad de confirmación microbiológica e infección microbiológicamente confirmada como la infección diagnosticada en el momento agudo de una enfermedad de Kawasaki y con una prueba microbiológica positiva. Se reclutaron de manera retrospectiva y por medio de la KAWA-RACE (red pediátrica de ámbito nacional para el estudio de esta enfermedad) 621 pacientes. 107 (17.2%) tuvieron una infección previa reciente. No difirieron en sexo, edad, Kawasaki completo o incompleto, parámetros analíticos, duración de la fiebre o necesidad de segunda dosis de inmunoglobulina de los niños sin infección previa. Hubo una significativa menor afectación en la ecocardiografía (23 vs 35%, p 0.01) y una menor proporción de alteraciones coronarias pero sin llegar a ser significativa. No hubo diferencias en la presencia de aneurismas. Hubo mayor presencia de adenopatías en este grupo dentro de los 5 criterios clínicos principales diagnósticos (76 vs 64%, p 0.01).
101 casos (16.3%) tuvieron una infección microbiológicamente confirmada. No hubo diferencias en el sexo, edad, tipo de Kawasaki, criterios clínicos diagnósticos, duración de la fiebre o necesidad de segunda dosis de inmunoglobulina. No hubo diferencias en la ecocardiografía ni en la presencia de alteraciones coronarias o aneurismas.
La clínica de muchas infecciones frecuentes en pediatría se solapa con los criterios diagnósticos de enfermedad de Kawasaki dificultando su diagnóstico. Sin embargo, este es uno de los estudios que sugiere que el hecho de tener una infección reciente o simultánea es frecuente y no disminuye el riesgo de desarrollo de aneurismas coronarios. Si hay una alta sospecha de Kawasaki debe iniciarse siempre tratamiento independientemente de que exista sospecha de infección o de que se obtengan resultados microbiológicos positivos.
Sheila de Pedro del Valle
Pediatra. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Últimos Tweets