Actualidad

Uso de agonistas β2 de acción corta y exacerbaciones del asma en niños suecos: estudio SABINA Junior

6 Feb 2023 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Noticias

Melén E, Nwaru BI, Wiklund F, et al. Short-actingβ2-agonist use and asthma exacerbations in Swedish children: A SABINA Junior study. Pediatr Allergy Immunol. 2022;33:e13885

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/pai.13885

El asma es la enfermedad no transmisible más común en niños a nivel mundial. El asma infantil se caracteriza por fenotipos múltiples y, a diferencia de los adultos, es más probable que las manifestaciones clínicas de estos fenotipos cambien con el tiempo, lo que dificulta el diagnóstico y el tratamiento, especialmente entre los menores de 5 años.

El asma infantil se considera una carga persistente, tanto para los pacientes y cuidadores, como para el sistema sanitario, con una proporción considerable de niños que experimentan ≥1 exacerbación al año, lo que contribuye al absentismo escolar, sueño interrumpido y las consecuencias psicológicas asociadas. La carga del asma infantil puede verse agravada aún más por dependencia excesiva del agonista β2 de acción corta (SABA) para el alivio rápido de los síntomas.

Según el programa SABA use IN Asthma (SABINA), en adultos y adolescentes con asma, el uso de ≥3 envases de agonistas β2 de acción corta (SABA)/año se asocia con un mayor riesgo de exacerbación. Pocos estudios han evaluado el uso de SABA en la población pediátrica o su impacto en los resultados clínicos. Examinar el alcance del uso de SABA y los resultados clínicos asociados en niños de todos los grupos de edad y fenotipos de asma puede proporcionar más información sobre la reducción de la morbilidad del asma en los niños.

En este estudio SABINA Junior se evalúa la asociación del uso de SABA con el riesgo de exacerbación en la población pediátrica sueca con asma. Se trata de un estudio de cohorte basado en la población, que utilizó datos vinculados de los registros nacionales de atención médica suecos que incluyeron a pacientes con asma menores de 18 años tratados en atención secundaria entre 2006 y 2015. El riesgo de exacerbación, por uso basal de SABA (0–2 vs. ≥3 cartuchos, examinado además como variable ordinal/continua) y estratificado en enfermedad atópica comórbida (rinitis alérgica, dermatitis y eccema, y ​​alergias alimentarias/otras), se evaluó durante 1 año de seguimiento mediante regresión binomial negativa.

De 219.561 pacientes evaluados, el 45,4 %, el 31,7 % y el 26,5 % de los pacientes de 0 a 5, 6 a 11 y 12 a 17 años, respectivamente, recogieron ≥3 cartuchos de SABA durante el año de referencia (alto uso). La utilización de ≥3 cartuchos de SABA (vs. 0-2) se asoció con un mayor riesgo de exacerbación durante el seguimiento (razones de tasas de incidencia [intervalo de confianza del 95%]: 1,35 [1,29-1,42], 1,22 [1,15-1,29] y 1,26 [1.19–1.34] para niños de 0–5, 6–11 y 12–17 años, respectivamente); la asociación persistió con SABA como una variable continua y fue más fuerte entre los pacientes sin enfermedades atópicas (32–44% de aumento en el riesgo versus 14–21% para aquellos con enfermedad atópica en todos los grupos).

Este artículo concluye que el alto uso de SABA se asoció con un mayor riesgo de exacerbación del asma en niños, particularmente en aquellos sin enfermedades atópicas comórbidas, lo que enfatiza la necesidad de revisiones de medicamentos para el asma e iniciativas reformadoras por parte de cuidadores y proveedores de atención médica sobre el uso de SABA.

Eva Navia Rodilla Rojo

Pediatra de Atención Primaria de Cáceres

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia