Actualidad

Foley DA, Phuong LK, Peplinski J, et al. Examining the interseasonal resurgence of respiratory syncytial virus in Western Australia. Arch Dis Child. doi:10.1136/ archdischild-2021-322507

https://adc.bmj.com/content/early/2021/08/24/archdischild-2021-322507

Estudio retrospectivo sobre bronquiolitis en un centro terciario de Australia. Se analizan los datos recogidos de ingresos en 2020 en un servicio hospitalario con el diagnóstico de bronquiolitis, infección aguda de vías inferiores o sibilancias. Estos datos fueron comparados con el año previo.

Se incluyó una muestra final de 3780 ingresos en el periodo de estudio. Del total, 899 resultaron positivos para VRS, sin contar los excluidos. Los ingresos positivos para el VSR alcanzaron su punto máximo a principios del verano de 2020, después de una temporada de invierno ausente. Comparando los resultados de 2019 con 2020, en este último aumentó el diagnostico de bronquiolitis (94.8% frente a 89.2%), otras infecciones del tracto respiratorio inferior (OITRI, 88.6% frente a 82.6%) y sibilancias (62.8% frente a 25.5%). Entre mayo y septiembre de 2020 se testó al 80% de los ingresos (307 de 382 pacientes), siendo positivos menos del 1% (2 de 307). Entre noviembre y diciembre, se testó al 94%, alcanzándose un 81.7% de positividad frente a VRS. Se registraron 445 (49%) ingresos en 2020, de los cuales 417 (93.7%) sucedieron entre noviembre y diciembre.

El diagnóstico al ingreso en 2019 y 2020 fue principalmente bronquiolitis (59.7% y 40.7%, respectivamente), seguido de OITRI (24.9% y 32.6%, respectivamente). La edad media de los ingresos VRS positivos aumento de 8.1 meses (IC 2.3-20.7) en 2019, a 16.4 meses (IC 5.42-25.8) en 2020.

Se comparan los picos de julio de 2019 y de diciembre de 2020, observándose un pico de ingresos 2.5 veces mayor en este último (123 frente a 327 casos, o 27.1% del total del año frente a 73.5% del 2020). La incidencia de ingresos por VRS, en los diferentes subgrupos de edad, fue superior durante el 2020, especialmente en el grupo de 12 a 24 meses (0.7 frente a 4.1 ingresos por 1000 habitantes). La estancia media hospitalaria de los ingresos en 2020 fue menor con respecto al 2019, tanto en bronquiolitis VRS (2.1 frente a 2.7 días) como en OITRI (1.8 frente a 2.0 días).

La temporada 2020 de VRS fue en verano, con un pico mayor al esperado. Hubo un aumento en los ingresos sin bronquiolitis positivos al VSR, consistente con la infección en los niños mayores que nunca habían padecido el VSR. No encuentran explicación a este desplazamiento en la curva estacional de contagios de VRS ni al aumento en el número de casos.

Gonzalo de la Fuente Echevarría

Pediatra de AP. CS Ciudad Rodrigo. Salamanca

Categorías

Congreso SEPEAP 2021