Recientes

Zumos de frutas en la alimentación infantil

Rodríguez Delgado J, Hoyos Vázquez MS, Grupo de Gastroenterología y Nutrición de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. Los zumos de frutas y su papel en la alimentación infantil. ¿Debemos considerarlos como una bebida azucarada más? Posicionamiento del Grupo de Gastroenterología y Nutrición de la AEPap. Rev Pediatr Aten Primaria. 2017;19:e103-e116

En este artículo se revisa la controversia existente con el consumo de zumos de frutas, y su papel en la alimentación y en la salud infantil. Por un lado está su efecto negativo por el alto contenido en azúcares, y por otro el hipotético beneficio que aporta al ser un derivado obtenido de las frutas. Distintos organismos e instituciones a nivel internacional han ido asumiendo la relación del alto consumo de azúcares y distintas enfermedades (caries, obesidad, diabetes mellitus tipo II, enfermedad cardiovascular, etc.), recomendando limitar la cantidad de azúcares en la dieta. Se aclara el concepto de zumo de frutas, y tipos según normativa actual.

Como conclusiones los autores destacan:

– Necesidad de promocionar hábitos nutricionales saludables para disminuir la prevalencia de enfermedades no transmisibles en la población.
– No recomendar el consumo de bebidas azucaradas en los niños, incluidas aquellas bebidas con fruta que no provienen al 100% de la fruta.
– El agua debe promocionarse como la forma habitual de hidratar y calmar la sed.
– No hay consenso acerca de hasta qué punto los zumos 100% de fruta deben considerarse o no bebidas azucaradas, y en qué grado debe restringirse su consumo. Siempre debe promocionarse el consumo de fruta entera frente a los zumos. Aunque los zumos 100% de frutas podrían aportar algunos de los efectos beneficiosos de la fruta se han relacionado también con la obesidad y otras enfermedades. Se suele limitar a un vaso o una ración al día como máximo. Su utilidad podría justificarse en las familias que no toman fruta y que, mientras cambian los hábitos, podrían ayudarles a acercarse a las recomendaciones existentes. En esos casos siempre debe ser zumo 100% de fruta exprimida, si es posible hecho en casa y añadiendo la pulpa o triturando la fruta entera.
– El consumo de zumos de fruta en edades muy precoces puede favorecer la persistencia en el consumo de bebidas azucaradas en edades posteriores.

Ángel Martín Ruano
Pediatra de EAP. CS San Bernardo Oeste. Salamanca
Profesor Asociado. Facultad de Medicina. Universidad de Salamanca

Últimos Tweets