Quintuplicar la dosis de corticoide inhalado no reduce la tasa de exacerbaciones de asma infantil

Jackson DJ, Bacharier LB, Mauger DT, et al.   Quintupling Inhaled Glucocorticoids to Prevent Childhood Asthma Exacerbations. N Engl J Med. 2018;378:891-901

Las exacerbaciones del asma ocurren con frecuencia a pesar del uso regular de terapias controladoras del asma, como los glucocorticoides inhalados. Los médicos comúnmente aumentan las dosis de glucocorticoides inhalados ante los primeros signos de pérdida del control del asma. Sin embargo, los datos sobre la seguridad y eficacia de esta estrategia en niños son limitados.

Se estudiaron 254 niños, de 5 a 11 años de edad, que tenían asma persistente leve a moderada y habían tenido al menos una exacerbación de asma tratada con glucocorticoides sistémicos en el año anterior. Los niños fueron tratados durante 48 semanas con glucocorticoides inhalados de mantenimiento a dosis bajas (propionato de fluticasona a una dosis de 44 μg por inhalación, dos inhalaciones dos veces al día) y fueron asignados aleatoriamente para continuar la misma dosis (grupo de dosis baja) o usar un quíntuple dosis (grupo de dosis alta, fluticasona a una dosis de 220 μg por inhalación, dos inhalaciones dos veces al día) durante 7 días ante los primeros signos de pérdida del control del asma (“zona amarilla”). El tratamiento fue administrado de forma doble ciego. El resultado primario fue la tasa de exacerbaciones de asma grave tratadas con glucocorticoides sistémicos.

La tasa de exacerbaciones de asma grave tratadas con glucocorticoides sistémicos no difirió significativamente entre los grupos (0,48 exacerbaciones por año en el grupo de dosis alta y 0,37 exacerbaciones por año en el grupo de dosis baja; tasa relativa, 1,3; IC del 95%, 0,8 a 2.1; P=0.30). El tiempo hasta la primera exacerbación, la tasa de fracaso del tratamiento, los scores de síntomas y el uso de salbutamol durante los episodios de zona amarilla no difirieron significativamente entre los grupos. La exposición total a glucocorticoides fue 16% mayor en el grupo de dosis alta que en el grupo de dosis baja. La diferencia en el crecimiento lineal entre el grupo de dosis alta y el grupo de dosis baja fue de -0.23 cm por año (P=0.06).

En niños con asma persistente leve a moderada tratados con glucocorticoides inhalados diarios, el quintuplicar la dosis ante los primeros signos de pérdida del control del asma no redujo la tasa de exacerbaciones de asma grave ni mejoró otros resultados del asma y podría asociarse con un crecimiento lineal disminuido

Javier López Ávila
Pediatra de EAP. CS San Bernardo Oeste
Profesor Asociado de Pediatría. Universidad de Salamanca

 

Últimos Tweets