Defectos del tubo neural después de la fortificación con ácido fólico en los cereales

Dean JH, Pauly R, Stevenson RE. Neural Tube Defects and Associated Anomalies before and after Folic Acid Fortification. J Pediatr. 2020;226:186-194.E4; doi: 10.1016/j.jpeds.2020.07.002

El objetivo del estudio fue comparar la prevalencia de los defectos del tubo neural (espina bífida, anencefalia y encefalocele) en una zona de alta prevalencia (Carolina del Sur) los 6 años anteriores a la fortificación con ácido fólico de la harina de cereales (1992-1998) y los veinte años siguientes (1999-2018). Los tipos de defectos del tubo neural y malformaciones concurrentes se determinaron mediante ecografía prenatal y examen posterior al parto.

La suplementación con ácido fólico en el período periconcepcional fue la principal estrategia de prevención durante los años previos a la fortificación, mientras que tanto los suplementos como la fortificación de harinas de cereales se utilizaron durante los años de fortificación. Se consideran defectos aislados del tubo neural los que tienen 1 de los 3 tipos de defectos del tubo neural y ninguna otra malformación importante, excepto las que se consideran secundarias a los defectos del tubo neural (hidrocefalia, onfalocele o pie zambo).

En los 6 años previos a la fortificación, se identificaron 363 defectos del tubo neural entre 279.163 recién nacidos vivos y muertes fetales (1/769), 305 (84%) de los cuales fueron defectos aislados. En los 20 años de fortificación, hubo reducciones significativas en la prevalencia y el porcentaje de defectos aislados: se identificaron 938 defectos del tubo neural entre 1.165.134 nacidos vivos y muertes fetales (1/1242), de los cuales 696 (74,2%) fueron aislados. La prevalencia actual de defectos del tubo neural en Carolina del Sur (0,56/1000 nacidos vivos y muertes fetales) es comparable a la de todo el país. Aunque hubo un porcentaje significativamente mayor de defectos del tubo neural sindrómico en los años de fortificación, la mayoría de los defectos del tubo neural resistentes al folato continuaron siendo malformaciones aisladas.

A partir de este estudio, señalan que la prevalencia general de los defectos del tubo neural, en particular los aislados, sigue siendo notablemente alta (a pesar de la fortificación y suplementación) en comparación con otros trastornos pediátricos graves, lo que sugiere que se necesitan medidas de prevención adicionales para reducir aún más la prevalencia de estos graves defectos del cerebro y la columna vertebral.

Ángel Martín Ruano
Pediatra de EAP. CS Miguel Armijo. Salamanca
Profesor Asociado. Facultad Medicina. Universidad de Salamanca

Últimos Tweets