Actualidad

Chang A, Yeap E, Lee E, et al. Decade of the dangers of multiple magnet ingestion in children: A retrospective review. J Paediatr Child Health. 2021 Dec 30;57(12). doi: 10.1111/jpc.15863

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/jpc.15863

La ingesta de cuerpos extraños es algo muy frecuente en Pediatría, especialmente en niños menores de 4 años. Los más comunes incluyen pequeños juguetes, pilas, monedas e imanes. De ellos, las pilas y los imanes son los que asocian mayor morbilidad. Se estima que unos 23000 niños han presentado algún problema en relación a la ingesta de imanes entre 2009-2019 en EEUU. Pueden causar necrosis de pared intestinal, perforación, peritonitis y requerir intervención quirúrgica urgente.

El objetivo del presente estudio retrospectivo fue revisar los pacientes que acudieron a un hospital terciario entre enero de 2011 y diciembre de 2020 tras ingestión de más de 1 imán y proporcionar a los profesionales un algoritmo para minimizar la morbilidad asociada a esta ingesta. Se recogieron datos de un total de 23 pacientes y un total de 150 imanes ingeridos. La mayoría requirió algún tipo de intervención para retirarlos (65%), de forma quirúrgica en un 73,3% y endoscópica en un 26.7%. En el grupo quirúrgico, un 54% (6/11) presentó perforación inicial y 1 paciente una fístula enteroentérica. En 8 pacientes se optó inicialmente por un manejo conservador que incluía laxantes, radiografías seriadas para comprobar la progresión del imán y observación hasta ser expulsados por heces. En este grupo la mediana de imanes ingeridos era significativamente menor (2 vs. 7) así como la estancia hospitalaria (1 vs. 7 días). La ingesta de > 3 imanes presento una sensibilidad de 86.7% y especificidad de 87.5% para requerir intervención.

Los autores concluyen que la ingestión de múltiples imanes continúa causando morbilidad, en algunos casos grave, a pesar de las campañas de concienciación sobre el peligro que entrañan. Puede optarse por un manejo conservador con uso de laxantes en caso de niños con buen estado general y menos de 3 imanes ingeridos, pero en el caso de más de 3 imanes se ha observado un riesgo incrementado de requerir intervención.

Es necesario seguir enfatizando los peligros de muchos juguetes que contiene imanes y que pueden parecer inofensivos.

Laura Gómez Recio

Pediatra de AP. CS Virgen de La Concha. Zamora

Categorías

Congreso SEPEAP 2021