Actualidad

Muerte súbita de lactante en superficie de sueño compartida vs. no compartida

19 Abr 2024 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Noticias

Erck Lambert AB, Shapiro-Mendoza CK, Parks SE, et al. Characteristics of Sudden Unexpected Infant Deaths on Shared and Nonshared Sleep Surfaces. Pediatrics. 2024;153(3):e2023061984

https://doi.org/10.1542/peds.2023-061984

No se recomienda compartir una superficie de sueño con un lactante porque aumenta el riesgo de muerte súbita e inesperada relacionada con el sueño (MSIRS), que incluye el síndrome de muerte súbita del lactante, la sofocación accidental y la estrangulación en la cama, así como otras causas mal definidas y desconocidas. En este grupo se incluyen lactantes menores de 1 año que mueren de forma repentina e inesperada sin una causa evidente antes de la investigación, y representa alrededor de 3400 muertes anuales en Estados Unidos. El objetivo de este estudio era describir las características de las MSIRS de lactantes comparando las que ocurren en superficies de sueño compartidas y en no compartidas.

Se examinaron los casos de MSIRS entre residentes de 23 jurisdicciones de los Estados Unidos que fallecieron durante el período de 2011 a 2020 para analizar frecuencias y porcentajes de características demográficas, del entorno de sueño y de otras características según se compartía la superficie para dormir.

De 7595 casos, el 59.5% compartía la superficie para dormir cuando fallecieron. En comparación con los lactantes que no compartían la superficie, la mayoría de los lactantes que compartían tenían de 0 a 3 meses de edad, eran de raza negra no hispana, fueron encontrados boca arriba bien en una cama de adulto o bien en un sillón, estuvieron expuestos al humo del cigarrillo materno prenatalmente, fueron supervisados por un padre en el momento de la muerte, o tuvieron un supervisor que estaba bajo la influencia de drogas o alcohol en el momento de la muerte.

La mayoría de los lactantes, independientemente de la ubicación del sueño, tenían múltiples factores de sueño inseguro presentes, lo que demuestra la necesidad de un asesoramiento integral sobre el sueño para cada familia. Por último, concluyen que lo más seguro para que un lactante es que duerma boca arriba, en una superficie de sueño no compartida, en una cuna o moisés, y sin ropa suave de cama.

Alejandro Jiménez Domínguez

Residente de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia