Actualidad

Opciones terapéuticas para el asma

18 Abr 2024 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Noticias

Juliá-Benito JC, Moreno-Galarraga L, Bragado-Alcaraz E, et al. Medicaciones inhaladas y cámaras de inhalación para el asma infantil. Red española de grupos de trabajo sobre asma en pediatría (REGAP). An Pediatr (Barc). 2024;100:123-31

https://www.analesdepediatria.org/es-medicaciones-inhaladas-camaras-inhalacion-el-articulo-S1695403323002722

El asma es la enfermedad crónica más frecuente en España en la edad pediátrica. La prevalencia se estima en torno al 10% con una incidencia en aumento. Se define como una obstrucción crónica y reversible de la vía aérea inferior, y para un diagnóstico adecuado precisa una anamnesis y evaluación clínica rigurosa acompañándose de un estudio de la función pulmonar siempre que sea posible. El manejo terapéutico del asma combina medidas de prevención, control de desencadenantes, uso de fármacos adecuados y la educación terapéutica que debe ser gradual, individualizada y realizarse en todos los niveles asistenciales.

La red española de grupos de trabajo sobre asma en pediatría (REGAP) recoge a todas las sociedades científicas pediátricas relacionadas con el asma. Mediante este documento, la REGAP presenta una actualización de los distintos fármacos y sistemas de inhalación más frecuentemente utilizados y disponibles en nuestro país a fecha de enero de 2023. Cuenta con dos tablas ilustrativas que resumen por un lado las principales características de las cámaras espaciadoras y por otro las opciones de medicación inhalada. El fin es realizar una actualización anual.

El tratamiento de la crisis de asma debe basarse en broncodilatadores de acción corta preferentemente con inhalador presurizado y cámara espaciadora. Se han demostrado igual de efectivos que la vía nebulizada, con menos efectos secundarios y mayor coste/eficiencia, incluso en crisis graves. La vía oral no se considera adecuada.

El tratamiento de mantenimiento tiene como objetivo disminuir la inflamación de las vías respiratorias, controlar los síntomas y minimizar los riesgos futuros, como las exacerbaciones y la disminución de la función pulmonar. En el caso de los inhaladores presurizados deben utilizarse con cámara espaciadora retirando la mascarilla facial cuando comprobemos que el niño es capaz de inhalar satisfactoriamente con boquilla, esto es, sobre los 4-6 años. De esta manera disminuimos el espacio muerto. Para la limpieza de la cámara se sumergirá en agua tibia jabonosa durante unos minutos y después se aclarará dejándola secar en posición horizontal sin frotar para evitar la carga electroestática. Se deben priorizar las cámaras de baja carga electroestática y fácil limpieza. Una longitud de 14-28 cm es idónea para una distribución óptima de las partículas. En cuanto al volumen, 150-200 ml se consideran adecuados para todas las edades. Debe recomendarse que dispongan de válvulas unidireccionales. Las cámaras de plástico precisan una renovación anual.

Disponemos de dos técnicas de inhalación a través de la cámara espaciadora: 1. Respiración a volumen corriente, en la que el niño respira de forma fisiológica después de la administración del fármaco y 2. Respiración con apnea en la que se realiza una inhalación profunda tras aplicar la medicación manteniendo una pausa de apnea posterior de unos 10 segundos. Esta última descrita es la que deberían manejar los niños antes de plantear el paso a un inhalador de polvo seco. Todos los dispositivos son eficaces siempre que la técnica sea correcta por lo que la elección dependerá de la edad, madurez del niño, preferencias, coste y básicamente en la capacidad del paciente para la correcta realización de la técnica.

Sheila de Pedro del Valle

Pediatra. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia