Actualidad

Seguridad vial: Sistemas de Retención Infantiles (SRI)

19 Jun 2023 | Zona Padres Seguridad

Autora:

Dra. Melba Maestro de la Calera.

Grupo de educación para la salud.

C.S. Pisueña- Cayón (Cantabria).

La mayoría de los sistemas de seguridad de nuestros vehículos (asientos, reposacabezas, cinturones, airbags, etc.) no han sido diseñados ni adaptados para nuestros pequeños.

Los SRI (popularmente conocidos como sillitas infantiles) son un elemento de seguridad que está diseñado específicamente para equiparar la seguridad de los niños a la de los adultos, aumentando así su protección y reduciendo el riesgo de padecer lesiones graves en caso de accidente.

El no uso o uso inadecuado de los SRI puede tener consecuencias fatales (lesiones muy graves e incluso la muerte), tanto para ellos como para el resto de ocupantes. El 75 % de las muertes infantiles y el 90 % de los daños graves en niños tras un accidente podrían haberse evitado si hubieran viajado correctamente en el coche con su SRI.

SRI homologado y adaptado a peso y talla

Es obligatorio que todos los niños de hasta 135 centímetros de altura viajen siempre con un SRI homologado y adaptado a:

  • Su peso (normativa del año 1982 ECE-R44/04).
  • Su talla (normativa años 2013 R129 o i-Size).

Aunque es recomendable que sigan utilizando SRI homologado a su peso y talla hasta que alcancen los 150 cm, momento en el que el cinturón de adulto quedaría debidamente ajustado (la parte superior del cinturón debe pasar por la clavícula sin acercarse demasiado al cuello y la inferior debe ponerse a la altura de la cadera).

Tipos de SRI

  • Normativa ECE R44 / 04 (1982):
  1. GRUPO 0: 0-10 kg, GRUPO 0+: 0-12 kg,
  2. GRUPO I: 9-18 kg, GRUPO II: 18-22 kg, GRUPO III: 18-36 kg.
  • i-Size o R129:

La nueva normativa i-Size o R129 surge en 2013 para simplificar el uso de las sillas y para aumentar su seguridad. Los expertos han comprobado que la altura es otro factor determinante, siendo incluso más importante que el peso. De ahí que los SRI homologados bajo la normativa i-Size se basen en la altura para determinar qué sillita es la correcta.

Novedades en la norma i-Size:

  1. Homologación en función de la talla (ECE R-44 relacionada con el peso).
  2. Obligatorio el SRI a contramarcha hasta los 15 meses (la norma ECE R-44 permite cambiar de dirección si pesan más de nueve kilogramos).
  3. Cambios en las pruebas de homologación: simulacro obligatorio de impacto lateral y dummies (maniquíes) con sensores más completos y registros de lesiones más sensibles.
  4. Los elevadores deben incorporar un respaldo y un mejor guiado del cinturón de seguridad, permitiendo que niños de hasta 150 centímetros viajen en ellos. Solo en niños de más de 125 cm se puede prescindir del respaldo.

Las pruebas de homologación para SRI ECE R44/04 cesaron el 1 de enero de 2018. Pero podrán seguir fabricándose y vendiéndose durante un período de 10 años, hasta el 2028. A día de hoy, ya se pueden comprar sillitas i-Size: de 40 a 85 cm y de 45 a 105 cm.

Seguridad vial: Sistemas de Retención Infantiles (SRI)

SRI siempre en los asientos traseros

La ley solo permite viajar en los asientos delanteros a niños de más 135 cm, aunque es recomendable que sigan en las plazas traseras hasta que midan 150 cm.

Excepciones:

  • Que el vehículo, no disponga de asientos traseros o que no se puedan instalar SRI en dichos asientos.
  • Que todos los asientos traseros ya estén ocupados por otros menores con su SRI respectivo.

En caso de que, por fuerza mayor, el SRI deba ir en el asiento delantero y en contra de la marcha, es obligatorio desconectar el airbag del copiloto.

En el supuesto de ir en sentido de la marcha, no es obligatorio desconectar el airbag, pero es recomendable alejarle de la zona del salpicadero lo máximo posible, ya que si se activara, podría causar graves lesiones al pequeño.

Cuanto más tiempo a contramarcha, mejor

Con la nueva normativa es obligatorio hasta los 15 meses, pero es recomendable alargarlo todo lo posible. Viajando de este modo se pueden reducir las lesiones hasta un 90 % al disminuir el impacto por tracción (en los primeros años de vida es muy alta la proporción de la cabeza con el resto del cuerpo). Los expertos la consideran la opción más segura hasta que tengan al menos cuatro años.

Ajuste adecuado del cinturón

  • Evitar demasiada ropa de abrigo que interfiera en el ajuste adecuado al SRI y al cinturón.
  • Tensar bien el cinturón de seguridad y asegurarse de que el cinturón no tiene holguras, dobleces ni esté revirado y pase por las zonas recomendadas.
  • Aunque los niños sean autónomos y se aten a sí mismos o a otros menores, siempre debe revisarlo un adulto.

SRI en buen estado

  • En caso de accidente, cambiar el SRI aunque aparentemente no haya sufrido daños.
  • Se recomienda el cambio cada 6 años de uso.

Normativa en vehículos especiales

En vehículos de más de nueve plazas, el conductor, el guía o la persona encargada del grupo deberá informar a los pasajeros de la obligación de llevar abrochado el cinturón de seguridad o el SRI homologado.

Esto se hará mediante medios audiovisuales, letreros o pictogramas, situados en lugares visibles de cada asiento del vehículo.

En los taxis, los niños de menos de 135 centímetros podrán viajar en los asientos traseros sin utilizar SRI, pero solo en caso de que circulen por la ciudad.

A pesar de que esta situación está permitida y no hay sanción, no está exenta de riesgos y fatales consecuencias en caso de accidente, por lo que se recomienda llevar nuestra propia silla o solicitar que el vehículo incluya SRI.

Fuera de la ciudad, no está permitido y el responsable del menor será el responsable de la infracción.

Sanciones

Desde la ley de marzo de 2022, se multa por no llevar SRI y también por su uso inadecuado: silla no adaptada a peso y talla, no homologada, inadecuada instalación o anclaje, y/o cinturón o arnés con holgura o revirado…

Esta sanción equivale a una multa de 200 euros, la retirada de cuatro puntos del carnet y pueden inmovilizar el automóvil.

En vehículo privado, la infracción es siempre del conductor.

El mejor ejemplo, nosotros

Nunca arranques hasta que todos los ocupantes tengan su cinturón o arnés abrochado.

Nuestro ejemplo, como conductor o pasajero, es la mejor forma de enseñar seguridad vial a nuestros hijos, por lo que es muy importante ser responsables y que cada día respetemos las normas al volante.

Descarga el artículo completo.

 

Prevención de ahogamientos

Descuentos para socios
Congreso SEPEAP 2024 - Valencia