Recientes

El uso del bilirrubinómetro transcutáneo reduce un tercio las extracciones sanguíneas

Van den Esker-Jonker B, den Boer L, Pepping RMC, et al. Transcutaneous Bilirubinometry in Jaundiced Neonates: A Randomized Controlled Trial. Pediatrics. 2016; 138(6): e20162414

sequoia-five-days-old-by-sean-dreilinger-cc-by-nc-sa-2-0La determinación de bilirrubina transcutánea (BTc) en neonatos con ictericia es un método válido y se recomienda en las principales guías internacionales. Sin embargo, su uso no está ampliamente extendido, especialmente en neonatos hospitalizados.  La importancia de su uso radica en que la determinación de bilirrubina sérica supone la segunda causa más frecuente de extracciones sanguíneas en neonatos tras el screening metabólico.

El objetivo de este estudio fue cuantificar la reducción de muestras sanguíneas tras implantar el bilirrubinómetro transcutáneo en neonatos hospitalizados >32 semanas de edad gestacional con ictericia, comparando con la percepción visual y clínica, y las consiguientes analíticas para determinar la bilirrubina sérica previas a la fototerapia. Si BTc <50 micromol/l por debajo del umbral para fototerapia, se realizaba analítica. Se llevó a cabo un ensayo controlado aleatorizado en el que se incluyeron 430 pacientes: 213 en el grupo de BTc frente a 217 en el grupo control. En el primer caso, un 48,4% precisaron extracción sanguinea para determinación de bilirrubina frente a un 79,3% en el grupo control (diferencia 30,5%, IC 95% 21.5-38.7, p<0,001). El número de extracciones se redujo en un 38.5% [0.9 ± 1.1 vs 1.3 ± 1.0, diferencia -0.5, IC 95% -0.7 a -0.3, p<0.001]. No hubo diferencias en el valor máximo de bilirrubina, las indicaciones de fototerapia o exanguinotransfusión y la duración de la estancia hospitalaria entre ambos grupos.

Este estudio difiere de los previos en que se incluyeron pacientes desde las 32 semanas de edad gestacional e ingresados en unidades de cuidados medios o intensivos, mientras que el resto se realizaron en neonatos sanos mayores de 35 semanas.

Los autores concluyen que el uso del bilirrubinómetro transcutáneo reduce las extracciones sanguíneas en un 38.5% por lo que recomiendan su utilización en los neonatos hospitalizados. Se necesitan más estudios para confirmar también su fiabilidad durante y después de la aplicación de fototerapia.

Laura Gómez Recio
Médico Interno Residente de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

 

Últimos Tweets