Recientes

Javier González de Dios: “Desde que escribo sobre cine, soy mejor pediatra y mejor persona”

Javier González de Dios es un pediatra nacido en 1961 en Barruelo de Santillán (Palencia) y licenciado en Medicina por la Universidad de Salamanca. Especialista en Pediatría y desde el año 2014 es Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital General Universitario de Alicante.

Javier Gonzáez de DiosEsta es sólo una de sus facetas, ya que el mañana miércoles celebrará en el 53º Festival Internacional de Cine de Gijón una clase magistral dedicada al Cine y la Pediatría y por la tarde presentará en la librería “La Buena Letra” de Gijón su libro “Cíne y Pediatría 4”, en compañía de Fernando Comas, Delegado ANIS para Asturias y Cantabria y de Venancio Martínez Suárez, Presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

¿Cómo nace su relación con el cine?

Hace algo más de seis años el pediatra y amigo Cristóbal Buñuel puso en marcha entre otros colegas el blog “ Pediatría basada en Pruebas”, casi a continuación en enero de 2010 comencé a escribir un artículo semanal, cada sábado en el que analizaba la pediatría desde los ojos de una película. La primera fue En el Mundo a cada rato una película española de 2004, una contribución del cine a la protección de los derechos de la infancia en el mundo y producida en colaboración con UNICEF. Desde entonces, sin fallar ni un solo sábado, hemos analizado durante 306 semanas al menos una película por artículo, poniendo la mirada en diferentes aspectos de la salud de los niños y sus situaciones sociales. Desde entonces las Redes Sociales se hicieron eco y recibí mucho apoyo. Tras un año de actividad recogimos las entradas de 2010 en un libro Cine y Pediatría 1 y así sucesivamente, ya vamos por Cine y Pediatría 4 y están listos el 5 y el 6. El Proyecto nace en Internet, pero se materializa en unos libros preciosos.

¿Qué temas  trata en sus artículos?

De todo, por suerte siempre hay excelentes películas para tratar todos los temas. Desde la evolución de los recién nacidos ( Bebés), el paso de niños a adolescentes ( Las normas de la casa de la sidra) otros problemas como enfermedades raras o la bioética ( El aceite de la vida), síndrome de down ( León y Olvido), cáncer en la infancia ( Planta Cuarta o Camino), drogadicción ( Historias del Kronen), autismo ( Mary And Max), embarazos no deseados ( Juno), adopción ( La Vergüenza), los malos tratos ( El Bola)… Además las redes sociales me han ofrecido el apoyo de muchos interesados en este tema de todo el mundo que me recomiendan películas de sus países.

¿Quién disfruta más con sus artículos?

La verdad es que el que mejor se lo pasa soy yo. Es cierto que no fallo ni un sábado a publicarlos, que trato de sacar horas de aquí y de allí para ver películas o acudir a festivales o presentaciones de libros, como en Gijón, pero esto es muy gratificante. Aprendo mucho con el cine, disfruto viendo el cine y además no sólo la gente que me lee me apoya, sino que es un placer que personas que no conocía como el director Montxo Armendariz, el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres Dulce, o el empresario Paco Arango se acerquen a felicitarme por mi afición y accedan a colaborar prologando mis libros. Desde que escribo sobre cine, soy mejor pediatra y mejor persona, porque estos artículos me obligan a reflexionar.

¿Cómo ha acogido el mundo del cine a alguien tan diferente a ellos como un pediatra?

Pues la verdad es que muy bien. Yo no puedo decir nada más que cosas buenas de este mundo. Soy médico y hombre de ciencia, pero este proyecto me permite desarrollar mi lado humanista. Soy un enamorado del cine y esta idea me ha permitido mezclar estas dos pasiones, con la sorpresa de ser muy bien acogido. He sido profeta en mi tierra, he presentado cada año mi libro en el Festival Internacional de Cine de Alicante, participo este año en el Festival de Gijón, que me hace mucha ilusión por coincidir con maestros como Arturo Ripstein o Víctor Erice , pero también he viajado a Portugal, Argentina, Colombia, México y Estados Unidos. Es la mayor recompensa que saco. No tengo un objetivo económico, no tengo la suerte de ser mi ex compañera Matilde Asensi, que trabajó conmigo en el hospital antes de poder vivir de sus libros. Para mi promocionar estos libros de tanta calidad sólo es una forma de agradecer a mi editorial el mimo y la calidad con la que los publican.

¿Cómo define esta aventura entre el cine y la pediatría?

El cine es un método educativo excelente para mejorar la relación entre el médico y el paciente. Hace un año fui invitado a entrar en ASEMEYA, la asociación de médicos españoles con inquietudes artísticas. Mi discurso inaugural se tituló ¿Te atreves a prescribir películas? Pienso que el cine es una herramienta muy poderosa para transmitir y creo que de ello se deberían aprovechar tanto los pacientes, para conocer las enfermedades y el trabajo del médico, como los propios médicos, para conocer mejor cómo deben tratar a los pacientes; también tiene mucha aceptación entre trabajadores sociales, psicólogos y maestros. Para mí la adolescencia debe ser un género cinematográfico en sí mismo.

¿Se ha planteado incluir las series de televisión en sus artículos?

Sí, pero no sería capaz. Le he dedicado una entrada a George Clooney, que ha hecho mucho daño a los pediatras desde su participación en Urgencias, desde entonces los pediatras tratamos de no decepcionar con una imagen que traen de un Adjunto de Pediatría tan guapo, tan listo, tan amable… Pero es cierto que hay muchas series como Urgencias, House, Anatomía de Grey, Hospital Central y otras que darían para analizar muchos artículos, pero eso debería quedar para otra vida. Yo no tengo dispongo de tanto tiempo.

 

Últimos Tweets