Recientes

Parechovirus 3, un nuevo agente en la fiebre sin foco en el lactante menor de 3 meses

Infección por parechovirus 3 en un neonato con fiebre y sospecha de sepsis. Calvo C, García-García ML, Arroyas M, Trallero G y Cabrerizo M. Ann pediatr (Barc). 2014;81: 49-51

Las infecciones por parechovirus han sido asociadas a clínica respiratoria, gastroenteritis leves y otras como meningitis, encefalitis o sepsis neonatal. Hasta la fecha hay descritos 16 tipos de estos virus, afectando especialmente a los niños más pequeños, hasta el 70% menores de 3 años. Se postulan como una de las causas de síndromes febriles sin foco que afectan a los lactantes menores de 3 meses, en los que, frecuentemente, se realizan distintos estudios diagnósticos para descartar una infección bacteriana grave. Se presenta un caso clínico que ilustra la clínica asociada a este virus, pudiendo convertirse su detección en un estudio con rentabilidad en los casos de fiebre sin foco y/o sepsis-like de los menores de 3 meses.

Se trata de un neonato de 14 días que consulta por fiebre sin otra sintomatología asociada. No tiene antecedentes obstétricos ni perinatales de interés. Refiere contacto con su hermana, que muestra clínica catarral. En la exploración tan solo llama la atención una cutis reticular con buen relleno capilar y leve irritabilidad con llanto que calma en brazos de su madre. La analítica de sangre, orina y LCR es normal excepto una cifra de plaquetas de 404.000/ml. La detección de virus neurotropos en LCR fue positiva para parechovirus, caracterizado como 3, siendo el resto de cultivos negativos. La evolución clínica fue favorable.

Los parechovirus más conocidos son el 1 y el 2, asociándose a clínica respiratoria y digestiva; del 4 al 16 existe escasa bibliografía todavía. Es el tipo 3 el que más se relaciona con infecciones del SNC y sepsis-like en neonatos y lactantes pequeños provocando generalmente fiebre e irritabilidad. Entre un 50 y 100% de los casos documentados muestran también un exantema eritematoso en extremidades, generalmente palmo-plantar, que dura 2-3 días y que no siempre se encuentra al principio del cuadro. Es más frecuente en primavera y verano, similar al enterovirus, con fiebre más alta y prolongada que éste, pero sin pleocitosis en el LCR (frecuente en este último). El pronóstico en general es bueno.

Lactantes menores de 3 meses con fiebre sin otra clínica o con exantema eritematoso palmo-plantar, sin leucocitosis en analítica ni pleocitosis en LCR, en primavera y verano, pueden ser los candidatos a la detección de este agente etiológico con el ahorro de pruebas complementarias, hospitalización y abordajes terapéuticos innecesarios.

 

Sheila de Pedro del Valle
Médico Interno Residente. Hospital Universitario de Salamanca

 

Últimos Tweets