Actualidad

Altas capacidades

11 Jul 2023 | Zona Padres Escolar

Precio especial en las inscripciones al congreso de la SEPEAP

Autora:

Dra. M. Escorial Briso-Montiano.

Pediatra de Atención Primaria.

C.S. El Astillero (Cantabria).

Es difícil dar una definición de altas capacidades (AACC) porque hay muchos tipos. Hablamos de un cerebro cuyas estructuras se han desarrollado de un modo diferente y, por tanto, tiene un funcionamiento diferente. Es algo biológico que va más allá de un coeficiente intelectual elevado. No se trata solo de ser más inteligente, sino de un modo distinto de serlo. Si no hay alto rendimiento asociado, estos niños pasan inadvertidos en el colegio y, a veces, también en casa, por lo que terminan por pensar que sus habilidades no sirven para nada y dejan de desarrollarlas.

Definición de alto rendimiento: niños con una alta inteligencia y capacidad de trabajo. Con un desarrollo neuronal adecuado para su edad son capaces de aprovechar destrezas y herramientas de aprendizaje adecuadamente y tener muy buenos resultados escolares.

¿Cómo podemos sospechar que alguien tiene AACC?

Existen una serie de características que pueden hacernos pensar que un niño es de AACC, sin que sea necesario tenerlas todas para ello:

  • Diferente forma de procesar la información, de percibir el mundo.
  • Nivel de alerta inusual.
  • Muy intuitivos.
  • Gran curiosidad. Preguntan mucho sobre temas variados y tienen un amplio abanico de intereses.
  • Son capaces de aprender muy rápido cuando algo les interesa.
  • Tienen cambios de humor súbitos. Pasan de la alegría al llanto sin motivo aparente.
  • Son muy sensibles. Les afecta mucho el estado de ánimo de los demás y presentan una empatía alta hacia el sufrimiento ajeno.
  • Son capaces de razonamientos abstractos profundos a una edad temprana.
  • Tienen una gran memoria.
  • Se expresan bien, utilizando el lenguaje con gran precisión.

Lo que pueden observar los profesores en el colegio y pueden comentaros en las tutorías es que son niños:

  • Sobreexcitables: tienen reacciones más intensas ante un mismo estímulo, por ejemplo, llorar ante sucesos injustos o cuando no tienen éxito en una tarea o juego.
  • No toleran/entienden la torpeza de otros compañeros.
  • Cuestionan algo que es irrelevante para la explicación en clase o muestran un conocimiento del tema superior al del maestro.
  • Tienen casi siempre la respuesta acertada y muestran ingenio en dar respuestas inesperadas y sorprendentes.
  • A veces molestan en clase porque ya comprendieron la lección, ya hicieron la tarea y se aburren.

¿Por qué hay que hacer detección temprana?

Aunque estrictamente no podemos hablar de AACC hasta los 6 años, sí es posible diagnosticarlo antes. Hay que promover adaptaciones en clase que eviten que estos niños se desmotiven, especialmente en entornos desfavorecidos. Nos desarrollamos superando retos y lo que no se desarrolla, se pierde.

Para que nos entendamos: cuando el nivel de reto no está a la altura de la capacidad del alumno y tampoco coincide con sus intereses, este se aburre. El aburrimiento continuado genera estrés y es causa de desinterés por el aprendizaje (manifestado como inadaptaciones escolares y bajo rendimiento), pero también de diversos problemas de desajuste emocional y social que pueden psicosomatizar en forma de dolores de cabeza, estómago, úlceras, alergias u otras dolencias.

Las niñas con AACC son expertas en adaptarse y camuflarse para no llamar la atención. Por eso se detectan más niños con AACC que niñas, aunque no hay diferencia entre sexos.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar a un niño con AACC no nos debemos basar en el CI como única variable de medida de la inteligencia. Algunos autores incluso sugieren que la información más fiable sería la basada en la percepción de profesores y familias. Lo que se recomienda es una evaluación global de la persona a través de 3 enfoques:

  1. Evaluación cognitiva: nos proporciona una cifra de CI concreta. El punto de corte estaría en 130 aunque puede variar según las comunidades autónomas.
  2. Evaluación de la personalidad.
  3. Evaluación de la creatividad.

El diagnóstico debe constar en un informe psicopedagógico mediante dictamen, que debe ser realizado por los equipos psicopedagógicos de la Consejería de Educación de cada comunidad autónoma.

En el colegio me han dicho que tiene déficit de atención

Otra característica que podemos encontrar en estos niños es un nivel de atención muy bajo. Por supuesto que los niños con AACC pueden asociar también un trastorno de déficit de atención con/sin hiperactividad (TDAH). Pero en la mayoría de estos niños, lo que ocurre es que hay un alto nivel de abstracción. El cerebro se refugia en sus propios pensamientos y no sale de ellos porque lo que hay en el exterior o bien le aburre, o no le estimula lo suficiente. El sistema educativo español es difícil de cambiar y está basado en premiar la memorización y la atención por encima de la generación de ideas novedosas, el fomento del pensamiento crítico o la aplicación práctica del mismo. Muchos tienen problemas a la hora de realizar tareas monótonas (una hoja con 20 divisiones…).

¿Y cómo podemos ayudarles?

  • Si como padres tenéis la sospecha, hay que acudir al centro escolar para hablar con la tutora y/o el equipo de orientación. Igual que cuando existe la sospecha de que pueda tener dislexia, TDAH, etc.
  • Aceptarlo como es: no negar la evidencia, pero normalizar y relativizar su talento.
  • Apoyar sus ideas, su creatividad, su imaginación. Facilitar que pueda desarrollar sus hobbies.
  • Estimular su potencial cognitivo, pero no a cambio de jugar menos o tener menos tiempo libre.
  • Ayudarle en casa y en el colegio a establecer hábitos de trabajo y organización.
  • Trabajar la tolerancia a la frustración y la mejora de la autoestima.
  • Proporcionar la posibilidad de convivir con todo tipo de niños.
  • Necesitan aprender de forma activa, asumiendo retos, planteando preguntas con respuestas divergentes, respetando sus intereses. Se mueven bien desarrollando proyectos y problemas en grupo e individualmente. Necesitan sentirse orgullosos de su trabajo y resultados (motivación intrínseca) más que el reconocimiento externo de su nota. Hay que hacerles ver que el talento es una parte, pero que, sin esfuerzo y trabajo duro, no se avanza.

Referencias principales:

  • Paulina Bánfalvi Kam. La rebelión del talento. @aacclarebelion @PaulinaBK.
  • “A mí no me parece. Casos prácticos para conocer la alta capacidad”. Eva R. Alegría. José Luis Pérez. Félix Ruiz Mahamud. Ed. Paraninfo. 2015.
  • “Identifying Gifted Children: congruence among different IQ measures”. Estrella Fernández, Trinidad García et al. Frontiers in Psychology. July 2017. Vol 8. Article 1239.
  • “Behavioral profiles of clinically referred children with intelectual giftedness”. Fabian Guénolé, Jacqueline Louis et al. BioMed Research International. Vol 2013. Article ID 540153 (http://dx.doi.org/10.1155/2013/540153).
  • “Fiabilidad y estabilidad en el diagnóstico de la alta capacidad intelectual”. Sylvia Sastre-Riba, Antoni Castelló-Tarrida. Rev Neurol 2017;64 (Supl 1): S51-S58.
  • “El niño y la niña con altas capacidades intelectuales”. Pediatría Integral 2022; XXVI(2):91-103.

Descarga el artículo completo.

 

Seguridad vial: Sistemas de Retención Infantiles (SRI)

Descuentos para socios

Otras noticias que te pueden interesar

No se encontraron resultados

No se encuentra la página solicitada. Intente refinar su búsqueda, o utilice el menú de navegación.

Congreso SEPEAP 2024 - Valencia