Actualidad

Evaluación de una intervención protocolizada para niños y adolescentes con fagofobia

25 Ene 2023 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Noticias

Begotka A, Silverman A, Goday P. Protocolized Intervention for Children and Adolescents With Phagophobia. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2022 Dec 1;75(6):e107-e110. doi: 10.1097/MPG.0000000000003628

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/36399174/

La fagofobia es un trastorno alimentario en el que existe un miedo a la deglución, que generalmente se produce después de una experiencia desagradable tras la ingesta. Como consecuencia se produce una reducción significativa de la ingesta asociada a una pérdida involuntaria de peso, acompañada de deshidratación y, en casos extremos, de la necesidad de soporte nutricional mediante fórmulas o precisando nutrición enteral a través de sonda nasogástrica. Si bien no hay evidencia de un tratamiento estandarizado, la terapia cognitiva conductual, asociada o no a medicación psicotropa, es uno de los abordajes más eficaces tanto en niños como en adultos.

El objetivo de este estudio es evaluar, de manera prospectiva, la eficacia de una intervención protocolizada en niños con este desorden. La muestra estaba formada por 21 niños entre los 4 y 18 años diagnosticados de fagofobia, entendido como la ausencia de ingesta de más de un grupo de alimentos. Se sometieron a un examen médico para descartar causas secundarias de disfagia, a una evaluación psicológica a cargo de un psicólogo infanto-juvenil, así como a una evaluación dietética y nutricional, previo a la intervención.

La edad media de la muestra era de 8,5 años, un 71,4% caucásicos y hasta un 57% fueron varones. El estudio reveló que la fagofobia fue precipitada por un atragantamiento en un 85,7 % de los pacientes. Por otra parte, hasta un 76% tenían pruebas complementarias realizadas previas a la intervención, como esofagograma, radiografías, videofluoroscopia, broncoscopia, entre otras. Además, un 51% de los niños precisaban soporte nutricional de cualquier índole para tratar o prevenir la pérdida ponderal.

El protocolo ambulatorio consistió en una exposición gradual a los alimentos con estrategias de reducción de la ansiedad y así ampliar la ingesta oral de los participantes. Los niños completaron una media de 6 sesiones de tratamiento. Tras la intervención se produjo un aumento significativo del peso, del número total de alimentos consumidos y del número de alimentos consumidos, tanto clasificados por grupos de alimentos como por textura. Por otra parte, se consiguió eliminar la ingesta a través de sonda nasogástrica en los dos pacientes que la precisaban. Además, la sensación de angustia autoinformada por todos los participantes fue baja a lo largo de la intervención, lo que también permitió que todos completasen la exposición a todas las comidas a las que previamente tenían aversión.

Se puede concluir que, tras un estudio médico apropiado, el tratamiento conductual dirigido por especialistas es seguro y eficaz en niños con fagofobia, que les permite retomar una ingesta similar a la previa, reduciendo el riesgo de desarrollar déficits nutricionales.

Beatriz Martín López-Pardo

Residente de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Banner Perlas para Residentes