Recientes

Antibióticos orales versus intravenosos para la infección ósea y articular

Li HK, Rombach I, Zambellas R, et al. Oral versus Intravenous Antibiotics for Bone and Joint Infection. N Engl J Med. 2019 Jan 31;380(5):425-436. doi: 10.1056/NEJMoa1710926

El tratamiento de las infecciones ortopédicas complejas generalmente incluye un curso prolongado de agentes antibióticos intravenosos. Se estudió si el tratamiento antibiótico oral no es inferior al tratamiento antibiótico intravenoso para esta indicación.
Se seleccionaron a adultos que estaban siendo tratados por infección en los huesos o articulaciones en 26 centros del Reino Unido. Dentro de los 7 días posteriores a la cirugía (o, si la infección se manejaba sin cirugía, dentro de los 7 días posteriores al inicio del tratamiento con antibióticos), los participantes fueron asignados al azar para recibir antibióticos orales o intravenosos para completar las primeras 6 semanas de tratamiento. Se permitieron antibióticos orales de seguimiento en ambos grupos. El resultado final primario fue el fracaso definitivo del tratamiento dentro de 1 año después de la aleatorización. En el análisis del riesgo de resultado final primario, el margen de no inferioridad fue de 7.5 puntos porcentuales.
Entre los 1054 participantes (527 en cada grupo), los datos finales estuvieron disponibles para 1015 (96.3%). El fallo del tratamiento ocurrió en 74 de 506 participantes (14.6%) en el grupo intravenoso y 67 de 509 participantes (13.2%) en el grupo oral. Los datos de resultado final que faltaban (39 participantes, 3.7%) fueron asignados. El análisis por intención de tratar mostró una diferencia en el riesgo de fracaso del tratamiento definitivo (grupo oral versus grupo intravenoso) de -1,4 puntos porcentuales (intervalo de confianza [IC] del 90%, −4,9 a 2,2; IC del 95%, −5,6 a 2.9), indicando no inferioridad. Los análisis de casos completos, por protocolo y de sensibilidad respaldaron este resultado. La diferencia entre los grupos en la incidencia de eventos adversos graves no fue significativa (146 de 527 participantes [27,7%] en el grupo intravenoso y 138 de 527 [26,2%] en el grupo oral; P = 0,58). Las complicaciones del catéter, analizadas como resultado final secundario, fueron más frecuentes en el grupo intravenoso (9,4% frente a 1,0%).
La terapia con antibióticos por vía oral no fue inferior a la terapia con antibióticos por vía intravenosa cuando se utilizó durante las primeras 6 semanas para la infección ortopédica compleja, según lo evaluado mediante el fracaso del tratamiento a 1 año.

Javier López Ávila
Urgencias de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Últimos Tweets