Actualidad

Susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 en niños y adolescentes en comparación con adultos. Una revisión sistemática y un metaanálisis

24 Nov 2020 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Carrusel

Viner RM, Mytton OT, Bonell C, et al. JAMA Pediatr. 2020 Sep 25;e204573. doi: 10.1001/jamapediatrics.2020.4573. 

¿Cuál es la evidencia sobre la susceptibilidad y la transmisión del síndrome respiratorio agudo grave por coronavirus 2 (SARS-CoV-2) entre niños y adolescentes en comparación con adultos? No está claro el grado en que los niños y adolescentes están infectados y transmiten el SARS-CoV-2. El papel de los niños y adolescentes en la transmisión del SARS-CoV-2 depende de la susceptibilidad, los síntomas, la carga viral, los patrones de contacto social y el comportamiento.

El objetivo de este estudio fue revisar sistemáticamente la susceptibilidad y la transmisión del SARS-CoV-2 entre niños y adolescentes en comparación con adultos. Se realizaron búsquedas en PubMed y medRxiv desde el inicio de la base de datos hasta el 28 de julio de 2020, y se identificaron un total de 13926 estudios, con estudios adicionales identificados mediante búsquedas manuales de referencias citadas y contactos profesionales.

Se incluyeron estudios que proporcionaron datos sobre la prevalencia del SARS-CoV-2 en niños y adolescentes (menores de 20 años) en comparación con adultos (20 años y mayores) derivados del rastreo de contactos o el cribado poblacional. Se excluyeron los estudios de un solo hogar. Se realizó un metaanálisis de efectos aleatorios.

Un total de 32 estudios que incluyeron 41640 niños y adolescentes, y 268945 adultos cumplieron con los criterios de inclusión, incluidos 18 estudios de rastreo de contactos y 14 estudios de detección de poblaciones. La razón de posibilidades combinada de ser un contacto infectado en niños en comparación con adultos fue de 0,56 (IC del 95%, 0,37 a 0,85), con heterogeneidad sustancial (I2=94,6%). Tres estudios de rastreo de contactos realizados en escuelas encontraron una transmisión mínima de casos índice de niños o maestros. Los resultados de los estudios de cribado de la población fueron heterogéneos y no fueron adecuados para el metaanálisis. La mayoría de los estudios fueron consistentes con una menor seroprevalencia en niños en comparación con adultos, aunque la seroprevalencia en adolescentes pareció similar a la de adultos.

En esta revisión sistemática y metaanálisis los niños y adolescentes menores de 20 años tenían un 44% menos de probabilidades de infección secundaria con SARS-CoV-2 en comparación con los adultos de 20 años o más; este hallazgo fue más marcado en los menores de 10 a 14 años. Los niños y adolescentes tienen una menor susceptibilidad al SARS-CoV-2, con una razón de probabilidades de 0.56 para ser un contacto infectado en comparación con los adultos. Existe evidencia débil de que los niños y adolescentes desempeñan un papel menor que los adultos en la transmisión del SARS-CoV-2 a nivel poblacional. Este estudio no proporciona información sobre la infectividad de los niños.

Por tanto, la evidencia preliminar sugiere que los niños tienen una menor susceptibilidad a la infección por SARS-CoV-2 en comparación con los adultos, pero el papel que juegan los niños y adolescentes en la transmisión de este virus sigue sin estar claro.

Javier López Ávila
Urgencias de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Categorías

Congreso SEPEAP 2021