Actualidad

Un diagnóstico de déficit de hormona de crecimiento tardío no debe limitar la decisión de tratarlo

8 Jul 2021 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Carrusel

Sánchez MJ, Hidalgo J, Hernández C, García M, Ferrer M, Labarta JI y de Arriba A. Déficit de hormona de crecimiento: influencia de la pubertad en la respuesta al tratamiento. An Pediatr (Engl Ed). 2021 May 13;S1695-4033(21)00171-5. doi: 10.1016/j.anpedi.2021.04.003

La talla baja es el motivo de consulta más frecuente en Endocrinología infantil. El déficit de hormona de crecimiento (DGH) supone una causa importante de talla baja. Numerosos estudios apoyan el comienzo precoz del tratamiento con hormona de crecimiento (rhGH) para alcanzar una talla adulta (TA) acorde a la talla genética (TG). El objetivo del estudio es evaluar la respuesta a este tratamiento en función del inicio puberal o prepuberal del mismo.

Estudio retrospectivo y observacional realizado en un hospital de tercer nivel con una población nacida entre 1989 y 2004. Se incluyeron pacientes con diagnóstico de déficit de hormona de crecimiento idiopático tratados con dosis sustitutivas de rhGH durante al menos un año y que alcanzaron la casi-TA (ritmo de crecimiento <0.5 cm/año y edad ósea de 15 años en mujeres y 17 años en varones). La muestra se compone de 139 pacientes (96 mujeres y 43 hombres) de los que un 71.2% correspondía a un DGH grave. 86 niños (61.9%) iniciaron el tratamiento en prepubertad con una edad cronológica al inicio de 9.87+/-1.9 años en mujeres y 10.14+/-3.2 años en varones. Desde el inicio del tratamiento al comienzo puberal pasaron 1.4+/-2.9 años en varones y 0.8+/-1.7 años en mujeres. El 38.1% restante partieron de edades iniciales de 12.6+/- 0.9 años en mujeres y 14.19 +/- 1.4 años en varones.

Tanto los pacientes que iniciaron el tratamiento en edad prepuberal (TA con respecto a TG=0.14+/-0.7) como en edad puberal (TA con respecto a TG=-0.05+/-0.7) alcanzaron la talla genética sin diferencias significativas (p=0.126). Sin embargo, un inicio en etapa prepuberal, con una duración mayor del tratamiento, se asocia con mejor respuesta final (TA con respecto a talla al inicio del tratamiento). Esto puede deberse a que los niños que comienzan el tratamiento en edad prepúber han recuperado el déficit de GH parcialmente antes de iniciar el desarrollo puberal, por lo que la ganancia total en este periodo puede ser mayor que en el otro grupo.

Es interesante destacar que los pacientes en los que se comenzó el tratamiento en edad púber corresponden a los primeros niños reclutados, objetivándose un descenso progresivo en la edad de inicio de rhGH con los años. Aun así, este trabajo expone que un diagnóstico de DGH tardío en la pubertad, no debe limitar el comienzo del tratamiento, dado que la respuesta al mismo es adecuada, asumiendo que será menor por ser de menor duración.

En conclusión, un diagnóstico y un tratamiento precoz del déficit de hormona de crecimiento favorecen una mejor respuesta final. Aunque una identificación tardía del mismo no debe limitar la decisión de iniciar el tratamiento dado que la respuesta también se considera adecuada.

Sheila de Pedro del Valle
Pediatra. Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. Ávila

Congreso SEPEAP 2021