Recientes

“Efecto placebo” sobre la capacidad de resistencia al ejercicio en niños: ensayo aleatorizado

Fanti-Oren S, Birenbaum-Carmeli D, Eliakim A, et al. The effect of placebo on endurance capacity in normal weight children – a randomized trial. BMC Pediatr. 2019;19(1):15. Published 2019 Jan 10. doi:10.1186/s12887-019-1394-x

Los niños de hoy en día no cumplen con las recomendaciones de ejercicio físico diario establecidas por la OMS. La importancia del ejercicio sobre el desarrollo de músculos y huesos, así como su efecto sobre la secreción de hormona del crecimiento en niños y su contribución a un adecuado crecimiento es bien conocida. El efecto placebo se refiere a cambios positivos psicológicos y fisiológicos experimentados por un individuo cuando cree que está recibiendo un tratamiento con componente científicamente activo. En niños se han realizado pocos estudios sobre este efecto por sus implicaciones éticas. Este estudio se propuso comprobar el efecto placebo sobre la capacidad de resistencia al ejercicio en un grupo de niños sanos con normopeso; comparando su rendimiento en una prueba de esfuerzo sobre cinta mecánica en dos ocasiones distintas; una tras haber bebido agua y siendo informados de que era agua, y otra tras beber agua y ser informados de que era una bebida especial diseñada para promover un mejor rendimiento físico.

El estudio se realizó en un centro médico de Tel Aviv, Israel, dedicado a la medicina deportiva infantil. 24 niños (12 varones y 12 mujeres) con edades en torno a 8-11 años en estadio pre-puberal (Tanner I) normopesos y sanos fueron incluidos para hacer la misma prueba en 2 días distintos bajo condiciones “idénticas”. Se aleatorizó el orden de recibir una presentación de la bebida u otra. Los pacientes ejercían de su propio control.

Se objetivó que el uso de información positiva de forma deliberada previo a una prueba de ejercicio (administrar agua informando que era una bebida deportiva específica que mejoraba los resultados) llevó a un aumento estadísticamente significativo en el tiempo que aguantaron corriendo (700.1 +/- 155.2 segundos, versus placebo 893.3 +/- 150.1) y de las pulsaciones máximas obtenidas (177.9 +/- 13.6 latidos por minuto, versus placebo 189.8 +/- 12.2) además de contribuir a una menor sensación de agotamiento y un tiempo de recuperación significativamente menor (106.7 +/- 18.6 segundos, versus placebo 96.7 +/- 17.8) aun habiendo realizado una prueba más larga.

El estudio menciona otros estudios realizados sobre el efecto placebo y el deporte realizado sobre adultos con resultados llamativos, todos concluyendo que el efecto placebo administrado como “información positiva” obtiene resultados deportivos mejores, atribuyéndolo al mecanismo “expectativa de recompensa”. Estos hallazgos, aunque realizados sobre una muestra pequeña, son útiles porque nos plantean que podemos adaptar el “efecto placebo” interpretado como información positiva no sólo para lograr que los niños realicen más deporte, sino para que su percepción de la experiencia deportiva sea mejor y mejor tolerada.

Ana Martínez Pereira
Residente de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Últimos Tweets