Actualidad

La influencia de la historia familiar en niños con Síndrome de Intestino Irritable

28 Jun 2021 | Actualidad, Actualidad Grupo de Trabajo Actualizaciones Bibliográficas, Actualidad Grupo de Trabajo Gastroenterología y Nutrición, Carrusel

Fu Y, Thomas R, Cares K. Influence of Family History on Children With Irritable Bowel Syndrome. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2021 Jun 1;72(6):866-869. doi: 10.1097/MPG.0000000000003059

El síndrome del intestino irritable (SII) es un trastorno común de dolor abdominal funcional definido por los criterios de Roma IV. La prevalencia estimada en población pediátrica es de aproximadamente el 8,8%. La etiología no está bien estabecida, se cree que pueden contribuir tanto factores genéticos (entre el 1-20%) como ambientales (estrés psicosocial, nivel socioeconómico, infección gastrointestinal, dieta o eventos tempranos en la vida). La fisiopatología que correlaciona el SII y la angustia psicológica no se comprende completamente. Se hipotetiza que la hipersensibilidad visceral está relacionada con el trastorno mental en niños que, a su vez, puede estar relacionada con haber sufrido estrés en edades tempranas. Se presume que la existencia de antecedentes familiares puede ser un factor de riesgo independiente que estimule esta vía intestino-cerebro a través de efectos genéticos y ambientales, como la predisposición genética a trastornos gastrointestinales funcionales y enfermedades de salud mental, así como estrés psicosocial superpuesto y/o comportamientos de manejo del dolor entre miembros de la familia. Aunque existe una fuerte agregación familiar faltan datos sobre la influencia de los antecedentes familiares en estos pacientes, por lo que se plantea un estudio retrospectivo unicéntrico para comparar el perfil clínico y las diferencias de manejo entre los niños con antecedentes familiares de SII (AF-SII) y sin ellos.

Los resultados del estudio revelan que hasta un 30% de los pacientes tenían antecedentes familiares documentados de SII. Se hallaron cerca de un 28% de comorbilidades psicológicas, observándose una incidencia significativamente mayor de ansiedad y depresión en los niños con AF-SII en comparación con los que no lo tenían. Estos pacientes también tenían más probabilidades de recibir recibir intervenciones psicológicas, como asesoramiento psicológico y/o tratamiento antidepresivo. Se cree que puede ser por mayor disposición por parte de las familias, al conocer de primera mano la enfermedad, o bien por tratarse de cuadros más graves. La mayor parte de tratamientos (educacionales, dietéticos, farmacológicos) no difieren entre los pacientes que tienen antecedentes familiares o no.

Existen varias limitaciones en este estudio, como puede ser el sesgo relacionado con la recogida de datos a partir de las historias clínicas, dado que estos pueden haber sido erróneos o incompletos. Asimimo, al ser un estudio unicéntrico, la población puede no ser representativa y sus resultados no extrapolables a la población general.

De todas formas, los resultados obtenidos nos proporcionan más información sobre la complejidad de esta enfermedad y acerca de cómo la historia familiar es un componente importante de evolución y tratamiento de estos pacientes.

Beatriz Martín López-Pardo
Residente de Pediatría. Hospital Universitario de Salamanca

Categorías

Congreso SEPEAP 2021