Recientes

Manejando la sospecha de meningitis

Manejando la sospecha de meningitis

Ramasamy R, Willis L, Kadambari S, et al. Management of suspected paediatric meningitis: a multicentre prospective cohort study. Arch Dis Child. 2018 Dec;103(12):1114-1118. doi: 10.1136/archdischild-2017-313913

Estudio de cohortes prospectivo y multicéntrico con el objetivo de evaluar retrasos en el manejo de pacientes con sospecha de meningitis. Realizado en 3 hospitales de tercer nivel del Reino Unido durante un año. Se reclutan 388 pacientes menores de16 años con sospecha de meningitis o sometidos a punción lumbar.

Se evalúa el tiempo de prehospitalización, punción lumbar, tratamiento antibiótico, tipos de evaluación médica y resultados microbiológicos.

El 57% de los niños presentaban triaje previo a ser atendidos, de los cuales el 65% estaba hecho por un profesional sanitario (y el resto, por 2 o más profesionales). Los médicos generales realizaron el 37% de los triajes (20% los departamentos de urgencias, 7% sistema telefónico de emergencias, entre otros).

El tiempo medio desde el triaje hasta ser atendidos en el servicio de urgencias era de 1.8 horas (IC 95% 1.1-3.0). En el 62% de los niños se realizó la punción lumbar después del inicio de antibioterapia. El tiempo medio desde la valoración hospitalaria inicial hasta la realización de punción lumbar fue de 4.8 h, y hasta el inicio de antibioterapia de 3.1 h. El tiempo medio hasta la punción lumbar fue menor en menores de 3 meses (3 horas), que en aquellos de entre 3 y 23 meses (6,2 h) o en mayores de 2 años (20,3 h).

El 92% de las meningitis bacterianas recibió antibioterapia según las guías de práctica clínica establecidas. En meningitis de causa desconocida se realizó PCR para meningococo en el 7%, neumococo en el 10% y enterovirus en el 76% de los casos. Cuando no se identificaba patógeno, la estancia hospitalaria era mayor si la punción lumbar se realizaba después del inicio de antibioterapia (12,5 días vs 5 días).

Concluyen que en la mayoría de los niños se realizó la punción lumbar después de que los antibióticos fueran administrados, reduciendo el rendimiento del cultivo de LCR, y las PCR fueron infrautilizadas a pesar de las recomendaciones nacionales. Estas deficiencias reducen la capacidad de excluir meningitis bacterianas, aumentando la estancia hospitalaria y el tratamiento antibiótico innecesarios.

Por tanto, es necesaria la actuación basada en las recomendaciones de guías de actuación que permite la estandarización de procesos que ayuden al diagnóstico y tratamiento.

Gonzalo de la Fuente Echevarría
Pediatra de AP. CS Ciudad Rodrigo. Salamanca

Últimos Tweets