Actualidad

Oxiuriasis (lombrices)

16 Jun 2022 | Zona Padres Digestivo

Autora:

Dra. M. Escorial Briso-Montiano.

Pediatra de Atención Primaria.

C.S. El Astillero (Cantabria).

¿Qué es?

La oxiuriasis es una parasitosis producida por Enterobius vermicularis u oxiuro, aunque en el lenguaje coloquial solemos llamarlos “lombrices”.

El ser humano es el único huésped de este parásito. Es especialmente frecuente en niños de edad escolar y preescolar, pero nadie está exento de padecerlo.

¿Cómo se contagia?

Las lombrices viven en el intestino. Cuando son adultas migran por la noche hacia los márgenes del ano y sus proximidades y las hembras depositan sus huevos (con larvas).

La cubierta de los huevos es pegajosa y origina irritación y picor. Cuando el niño se rasca, esos huevos quedan en los dedos y debajo de las uñas. Si se lleva la mano a la boca, puede tragarlos. Las lombrices salen de los huevos en el intestino y en aproximadamente dos semanas se reproducen e inician de nuevo el ciclo.

Los huevos se diseminan en los diferentes ambientes del hogar (permanecen viables de dos a tres semanas), sobre todo en dormitorios y baños. Contaminan los objetos, alimentos, agua y piscinas.

El contagio se produce a través de los huevos larvados, ya sea por ingestión o inhalación de los mismos. Los huevos pasan de niño a niño a través de las manos o al compartir juguetes, ropa, sábanas y WC. Además, son muy ligeros y flotan en el aire.

Aunque es un bulo muy extendido, no existe ninguna relación causal entre la toma de golosinas y la aparición de lombrices.

Es frecuente la infestación de otros miembros de la familia.

Infografía Oxiuriasis

¿Cómo se diagnostica?

Viendo los «gusanos» adultos (como un pequeño trozo de hilo blanco de 0,5 a 1 cm de longitud) en la región perianal, más probablemente dos o tres horas después de que el niño se haya dormido.

Si la clínica no es clara o hay dudas, se puede realizar el Test de Graham: toma de muestra en la región anal y perianal mediante una cinta adhesiva transparente para recolectar cualquier huevo y visualizarlo con un microscopio.

¿Cómo se trata?

El tratamiento es simple y eficaz. Se realiza una vez y debe repetirse a las dos semanas (el más usado) porque no se destruyen los huevos y hay que eliminar las lombrices que se hayan desarrollado a partir de los huevos en ese periodo.

Es conveniente que tomen el tratamiento todos los miembros de la familia excepto embarazadas y menores de 1 año.

Si los oxiuros reaparecen, es mucho más probable una reinfestación que un fallo del tratamiento.

Las infestaciones repetidas deben tratarse de igual manera que la primera.

Es útil…

– Iniciar el tratamiento cuanto antes.
– Ducharse por las mañanas.
– Cambiar a diario la ropa interior, la de la cama y las toallas.
– Lavar la ropa (especialmente pijama, ropa interior, toallas y ropa de cama) con agua caliente (preferentemente 60º) el primer día que tome la medicación y evitar sacudirla para no diseminar los huevos del parásito por el aire.
– Una apropiada higiene doméstica, con un adecuado lavado de manos después de ir al servicio, y el mantenimiento de las uñas limpias y cortas, son medidas razonables para su prevención.

No es útil…

– Modificar la dieta o las actividades de tu hijo.
– Restringir su contacto con otros niños, siempre que las medidas higiénicas sean correctas.
– Esterilizar los juguetes, desinfectar los muebles o lavar excesivamente cortinas o alfombras.

Descarga el artículo completo.

 

El calzado en el niño

Categorías

Congreso SEPEAP 2021