Recientes

Absentismo del COVID 19 en los colegios

Macartney K, Quinn HE, Pillsbury AJ, et al. Transmission of SARS-CoV-2 in Australian educational settings: a prospective cohort study. Lancet Child Adolesc Health. 2020 Nov;4(11):807-816. doi: 10.1016/S2352-4642(20)30251-0. Epub 2020 Aug 3

Estudio prospectivo de evaluación de las medidas adoptadas a nivel escolar en relación con el COVID-19. Se incluyen pacientes menores de 18 años y el personal que trabaja en los centros. Se define la muestra, la definición de caso y caso secundario.

Se realiza PCR a los 5-10 días del contacto, salvo que aparezca sintomatología, y se realiza test serológico a los 21 días. Los casos en niños alcanzaron los 97 casos del total de 3033 en la muestra poblacional (3.2 %). Ingresaron un 9 % de los pacientes pediátricos (la mayoría con el propósito de aislamiento). Del total de positivos, 19 (19.7%) asistían al colegio. De los 79 restantes, 44 (56.4%) lo adquirieron por contacto con un caso confirmado, principalmente del contacto en casa (70.5%). Del 23 de marzo, cuando se establecieron las medidas de distanciamiento y aprendizaje a distancia, al 10 de abril, las tasas de asistencia bajaron de 90% al 5%.

Hubo 27 casos primarios identificados en 25 escuelas. De éstos, 15 (55.6%) fueron del personal y 12 (44.4%) niños. De los 27 casos la trasmisión fue de origen desconocido en 12 (44.4%). Hubo 4 focos secundarios dentro de los colegios, con un total de 18 casos. Se analizó a 663 niños (43.7%) de los 1448 contactos, mediante PCR, serología o ambos. De éstos, se identificaron 18 casos (1.2%). Teniendo en cuenta únicamente los contactos más estrechos la tasa de infección asciende al 2.8%.

Del seguimiento de los contactos, un total de 288 rellenaron el cuestionario de síntomas, 65 de los cuales (22.6%) desarrollaron síntomas en los 14 días de seguimiento. La tasa de infección secundaria de niños a miembros del personal de los colegios fue de 1% (1/103), y de niño a niño 0.3% (2/649), mientras que el contagio entre el propio personal fue de 4.4% (7/160).

Las limitaciones del estudio se fundamentan en la aparición de síntomas en los contactos para la realización de pruebas, dejando los portadores asintomáticos con posibilidad de trasmisión no analizados, subestimando posiblemente la transmisión entre individuos. Esto se suma al hecho de que no hay uniformidad en el estudio de contactos en los diferentes colegios. Además, al variar los criterios de la definición de contacto a lo largo de los meses, dificulta la interpretación de los datos.

Se requieren datos más uniformes y con un único criterio de actuación, con estudios más profundos, pero los datos del estudio sugieren una escasa propagación dentro de los espacios escolares.

Gonzalo de la Fuente Echevarría
Pediatra de AP. CS Ciudad Rodrigo. Salamanca

Últimos Tweets